Translation, Interpreting and Multimedia Services in Oakland, California. Info@CacaoRock.com

Here at CacaoRock we have been translating technical papers, accounting and financial texts, software, immigration certificates, adoption letters, books, movie scripts and official foreign documents for a long time. We even worked translating documents for the military and creating movie subtitles! What is so special about our English to Spanish translations? Our localization skills. Besides our accuracy, we are able to apply to these translations the neutralism of standard Spanish or specific Spanish-speaking countries. For more information about our rates, our previous work experience and how can we help you, contact us via email at Info@CacaoRock.com or visit our ProZ.com profile page.

Listen To CacaoRock Online Radio, our radio station!

We are on Tumblr!

Support This Radio Station!


Via
PayPal


We also have music on 8tracks!

 


Our store on Amazon!

Thursday, March 30, 2006

Esto lo escribí hoy.... hay unas fotos en el San Francisco Chronicle que vale la pena ver. El artículo de Joe Selvin es bien interesante, también. Las fotos de aquí fueron tomadas por Andrés Fernández. ¡Gracias Andrés!

Donald Fagen
Paramount Theater, Oakland, California
Martes 28 de Marzo del 2006, 8:00 PM

Según sabemos, Donald Fagen detestaba salir de giras con Steely Dan a inicios de los setentas. Detestaba sentirse limitado al tocar como telonero de bandas como Humble Pie y Slade al negociar su libertad creativa con su casa disquera ABC Records y con las tendencias de la musica popular del momento. Nunca se comprometió a tocar música que no le salga del alma.

Resulta curioso que en 1993, después de lanzar su segundo álbum solista, Kamakiriad (Reprise), Donald decida convencer a Walter de salir de gira con una banda estable después de 19 años de no tocar en vivo debido a la pobre infraestructura y mala organización de los tours, que lo desesperaban. La responsable de sacar a Donald de su casa -donde ya empezaba a comportarse como un empleado bancario retirado- fue su flamante esposa Libby Titus, una cantante y compositora brillante pero totalmente desconocida de los setentas. Donald se inspiró y no sólo armó un tour brillante con un mediocre álbum en vivo incluído (Alive In America, 1995) sino que también sentó las bases para dos discos de Steely Dan bajo el sello Reprise: Two Against Nature (2000) y Everything Must Go (2003.) Estos dos últimos discos con un mejor staff de músicos que los del tour de 1993-1994.

Donald ha salido de gira solo por primera vez en su vida, y el show de Oakland fue una ceremonia ruidosa celebrando su material solista que de por sí es excelente, aunque escaso. Interpretó cinco de los ocho temas de su primer álbum, The Nightfly (Warner, 1982,) uno del segundo Kamakiriad (Reprise, 1993) y uno del tercero y probablemente último, Morph The Cat (Reprise, 2006). En 24 años, Donald Fagen ha creado una trilogía de álbumes que narran la evolución de un outsider en la música y en la sociedad. De sus años de infancia escondido en un búnker antinuclear en los años cincuenta, a un cuarentón con auto nuevo que sale a celebrar su reciente soltería para llegar a un hombre maduro a punto de cumplir sesenta y listo para lidiar con la paranoia y la Señora Muerte.

Durante la noche Fagen nos paseó por su primer álbum y los éxitos de Steely Dan en los cuales su voz tuvo un mejor desempeño: “Black Friday,” “Black Cow” y “Third World Man.” El sonido fue pristino, perfecto y fuerte desde el inicio con una versión acelerada de una canción no muy conocida de los Dan: “Here At The Western World.” Dos vientos, dos guitarras, dos pianos eléctricos provocando un estampido sónico totalmente comprometido con el sonido setentero de Steely Dan. Un brillante trompetista llamado Michael Leonhardt interpretó el solo de la noche en “Misery And The Blues,” un cover del trombonista Jack Teagarden. Regresó al escenario luego de una ovación de pie para interpretar “Pretzel Logic” y rematar la noche con una rareza total de Chuck Berry, “Viva Viva Rock And Roll.” El show fue corto y cuando salimos del bello Paramount Theater, ya daban las diez de la noche.

Cuando Donald rechazó hacer giras para promocionar obras maestras como Aja (ABC, 1977) no se imaginó que las condiciones cambiarían veinte años después y que sentarse a tocar el piano eléctrico frente a una audiencia que se sabía las letras de memoria y que incluía un grupo de fanáticos que pagó más de 300 dólares por persona por estar en la zona VIP, oliéndole el aliento a uno de los genios musicales más importantes de Estados Unidos.

A continuación el video de "New Frontier:"



Los fanáticos de Donald Fagen y de Steely Dan son historia aparte: estudian sus líricas y las usan como frases en su vida diaria… en vez de cool, dicen “no static at all” e incongruencias filosóficas como esa. Son su mayoría cincuentones que fueron a la universidad en los setentas y que escucharon los siete discos de la banda en seguidilla mientras se vestían bien, iban al cine a ver películas “de esas para pensar” y de cada diez citas una o dos se repetirían con la misma persona. Steely Dan es música para nerds que gustan de acordes complicados pero de un ritmo bailable y una melodía coherente a pesar de las complicadas líricas. No en vano Fagen se parece cada día más al profesor Emmett “Doc” Brown de Back To the Future: Un científico loco obsesionado en viajar por el tiempo para “arreglarlo” a su gusto. Su material solista es más personal y canta en primera persona y esta gira del Morph The Cat es sobre él, sobre ser un ícono de la desadaptación social de un muchacho judío de Nueva York que adoraba el jazz irradiado de las emisoras AM de los cincuenta. Maravilloso.

Donald Fagen:

The Nightfly (1982)
Kamakiriad (1993)
Morph The Cat (2006)

Con Steely Dan:

Citizen Steely Dan (MCA, 1993): La colección completa de los 7 álbumes grabados para ABC/Dunhill Records y MCA.

Links:

http://www.steelydan.com/
http://www.donaldfagen.com/
http://www.dandom.com/


Monday, March 27, 2006


Al Stewart en el SoHo Café de Santa Bárbara, CA
Jueves 23 de Marzo del 2006, 8:00 PM


El haber conversado con Al Stewart en el intermedio de su presentación en el SoHo café fue como uno de esos sueños recurrentes que suelo tener en el cual entrevisto a uno de esos cantantes que he escuchado por tanto tiempo a través de los altavoces y que se vuelven amigos personales. Amigos como él nos dan clases de inglés, de historia universal, de filosofía, de metafísica y de literatura, por supuesto. He escuchado el álbum Year Of The Cat (Arista, 1976) desde que tenía 5 años, y Al me ha visitado con sus fantásticas historias para ir a dormir desde aquel entonces. La mayoría de sus canciones nos llevan a lugares y momentos de la historia que todos parecen haber olvidado, con excepción de él. “Runnin’ Man” es la historia de un fugitivo que fue miembro del partido Nazi y que se esconde en Sudamérica; “Lord Grenville” es la epopeya del almirante británico Richard Grenville, abatido por la flota naval española en un feroz combate de 1591; “Flying Sorcery” nos lleva a los primeros años de la aviación británica y sus héroes, como la piloto Amy Johnson. Como decíamos, un álbum de Al Stewart es una perfecta lección de historia en donde sus personajes se identifican con nuestros propios avatares, tribulaciones y alegrías. Al Stewart es una mezcla de profesor de escuela secundaria con poeta urbano. Al Stewart nació en 1945 en Glasgow, Escocia, y empezó como un cantante folk en 1967, emulando a su ídolo Dylan, y fue exactamente así como lo encontré el jueves 23 de Marzo en el SoHo Café de Santa Bárbara, a treinta años después de su corto dominio de las listas de Estados Unidos e Inglaterra. Alan Parsons empezó a trabajar con él y a brindarle pianos y guitarras eléctricas a su guitarra de palo en el álbum Modern Times (Arista, 1975.) Un año después, se lanza la que sería su obra maestra junto a Parsons en la producción y Peter Wood en el piano: Year Of The Cat. En el disco, Al personalmente se introduce en sus propia narrativa histórica al ponerse pico a pico con Humprey Bogart y Peter Lorree en “Year Of The Cat,” canción basada en la pasión de una ex novia suya por la astrología vietnamita (el Año del Gato es el Año de la Liebre en el calendario Chino) en la cual el protagonista se encuentra hechizado por la mística de la susodicha. Aunque al principio esta canción nos hizo suponer que Al narraba el fin de la guerra de Vietnam, esta idea fue negada por el propio Stewart durante una entrevista por teléfono.
La canción del gato fue su mayor éxito y la casa disquera quiso repetir el plato con el LP Time Passages (Arista, 1978,) obligándolo a escribir canciones-fantasía para la exhibición del saxofonista Phil McKenzie (el mismo que ejecutó el brillante solo en “Cat.”) Aunque Al escribió “Time Passages” y “Song On The Radio” bajo presión, sin mucha inspiración y bajo el mismo ojo clínico de Parsons y la chequera de Arista Records, éstas canciones pusieron a Al en la categoría de mega estrella del soft rock de los setentas.
Dave Nachmanoff tocó la guitarra acústica con él, ejecutando cada solo a la perfección, sin fallar una sola. Él fue quien convirtió los éxitos eléctricos grabados en los setentas en baladas acústicas que llenaron de magia el ambiente del SoHo, a lleno completo de gente que en su mayoría bordeaba los cincuenta y tantos años. Poesía del tipo del señor Stewart es multigeneracional, de todas maneras.
En 1995 Al Stewart lanzó el álbum Between The Wars, un álbum conceptual sobre los locos años veinte en Europa entre la primera y Segunda guerra mundial (curiosamente, el álbum fue lanzado también “entre las guerras” del Golfo Pérsico e Irak.) Stewart presentó en este disco lo que sería su nueva –y vieja- modalidad de performance: acústica, relajada, sabia y por sobre todo entretenida. La canción “Night Train To Munich” del Wars, engloba el estilo actual de Al Stewart: un tributo al estilo guitarrero de Django Reinhardt con una fuerza narrativa y literaria impresionante. Al Stewart, a los sesenta, toca del mismo modo que lo hacía en los sesentas. Su mente no ha envejecido ni un ápice, porque siempre ha estado cantando canciones atemporales.
Después del show Al firmó autógrafos y conversó con la audiencia, se alegró de que una niña de 11 años le diga que lo admira desde que era una bebé y le recite el personal que tocó con él en Year Of The Cat y, claro está, se asombró del legado que está dejando en la música popular. Según Al, aquella admiración de aquella niña no puede ser fingida.
Al Stewart va a estar de gira por todo el 2006, incluyendo Inglaterra, Irlanda, Alemania y Holanda. A sus 60 años, jamás ha estado viajando tanto, ni en los años dorados de Arista Records. Valió la pena ir hasta Santa Bárbara para verlo y enterarnos que el 2007 nos estará visitando en el Área de la Bahía y descubrir que mi admiración tampoco es fingida al viajar tantas millas sólo para verlo.
Official CacaoRock Review:
Year of the Cat (Arista, 1976)
English underrater songwriter, just as Gilbert O'Sullivan. A magician with a guitar who suddenly decided to go "electric" (a-la Bob Dylan). Al Stewart produced in the mid seventies amazing and sweet mellow sounds that you can still listen on Adult Oriented radio. You get "Time Passages", "Song on the Radio" and "Running Man". But these three great songs appeared after his greatest work with producer and mastermind Alan Parsons. The album was called Year of the Cat and the song title made him famous all around the world.
College students of the time actually danced the song in parties. It was a story of love. Filled with mistery, clues, double meanings and references to movies you have to had seen, "Year of the Cat" surrounds us and makes us feel like we're reading a book. The story is interesting: the mistery woman grabs the troubadour for a one-night stand with inciense and patchouli aromas, and he discovers on the day after that he has to stay with her, even if the passion and the catwoman seduction is gone. The narration is splendid, goes with a haunting piano riff by Peter Wood -he wrote the music for this tune- and a brilliant orchestration by Andrew Powell, the man behind the strings in the Alan Parsons Project. Featuring a cello soli and spectacular acoustic and electric guitar works, this one is the main reason you should buy this album now.
Year of the Cat is the kind of record you want to keep living in your CD player. To listen it on vinyl is a greater pleasure, indeed.


Al on your Stereo:




Sunday, March 19, 2006

San Francisco, 18 de Marzo del 2006

Queridos Viajeros:

Por razones que desconocemos, bandas como el pickPocket Ensemble tienen que pelear por espacios y tiempos diminutos para poder mostrar un talento sobresaliente. Esperábamos que la banda toque por un buen rato, pero fue menos de una hora al ser ellos teloneros del grupo de música andina Sukay, del cual probablemente comentemos en un futuro cercano. La Peña Pachamama de North Beach generalmente presenta artistas latinoamericanos y la presentación del pickPocket podía significar un riesgo. Sin embargo, la audiencia, en su mayor parte latinoamericana, se iba a llevar una sorpresa durante la cena. Un tipo de música que raya en lo ecléctico, en lo fascinante, en el deseo incontenible de usar el pasaporte y viajar hacia el Este, hacia Europa del Este, y perderse por parajes llenos de gente distinta, con costumbres y tradiciones ajenas pero de algún modo familiares.

El grupo formado en 1997 por el acordeonista y compositor Rick Corrigan ha venido sufriendo cambios desde su fundación. Corrigan se ha vuelto una especie de Robert Fripp y el pickPocket Ensemble es su King Crimson. Corrigan es un experto al extraer melodías de Medio Oriente y de Europa del Este, creando pegajosas atmósferas musicales gracias a la actual formación de la banda: el guitarrista Tim Fox, el bajista Greg Kehret, la percusionista Katja Cooper y la violinista Marguerite Ostrovski.

La noche estuvo llena de aquella música bella, perfecta y lejana que uno añora junto con viajar. En la canción "Packed Her Things" uno ya se imagina la historia con la melodía coqueta y el ritmo impaciente: la violinista bohemia que vive en los altos de un edificio de apartamentos de Hungría y que mantenía un romance con el acordeonista, pero parece que se pelearon y ella empacó sus chivas y se fué. Corrigan, sin pensarlo dos veces, llamó a su amante -la otra violinista- y la puso en la banda a tocar un tema dedicado a la dama del título. Maravilloso. “Dissaray of Roses” era una colección de melodías y contrapuntos meso-orientales que nos provocaba interés en la música del Islam; aún si su verdadera influencia fuera de Turquía. No olvidemos que los Moros ocuparon España por más de 800 años y su influencia en la Madre Patria también fue musical. Corrigan ha viajado a España con su grupo y ha escrito temas basados en melodías gitanas y tiempos de vals. Quizás por algo el tema “Valls” nos haga recordar a la ciudad de Lima de antaño, la de los apachurrantes años cincuenta.

Rick Corrigan después del concierto nos cuenta que está trabajando con la banda en dos nuevos CDs que están por salir en forma paralela. Aún no hay nombres, pero nos promete que serán sus mejores trabajos hasta la fecha. Serán CDs para viajar, para hacernos descubrir culturas no nuevas sino muy antiguas, que han estado ahí desde siempre y que esperan que nosotros probemos de su sabor. Dos nuevos CDs del Ensemble serán como dos estampas en nuestro pasaporte de viajeros musicales.

Discografía básica:

International House Of Dreams (1998)
A Streetcar Too Far (1999)
If I Were A Highway (2002)
Fingerprint In Red Wine (2004)

Los CDs están disponibles en Bazaar Cafe, Aquarius Records, CD Baby o contactando por email a Rick Corrigan.

Próximas presentaciones:
Viernes 31 de Marzo del 2006
The Cliff House: 1090 Point Lobos Ave., San Francisco, CA. (415) 386-3330
7:00 pm

Viernes 14 de Abril del 2006
The Red Poppy Art House: 2698 Folsom at 23rd St. San Francisco 8:00 pm

Domingo 16 de Abril del 2006
Botanical Insights Festival - "Live" Worms Gallery 1345 Grant Ave. San Francisco
2:00 pm

Miércoles 10 de Mayo del 2006
Hotel Utah: 500 4th St. at Bryant, San Francisco, CA
8:00 pm
con Brass Menagerie

Miércoles 17 de Mayo del 2006
Strings - 6320 San Pablo Ave., Emeryville, CA
8:00 p.m.

Tuesday, March 14, 2006

César y yo somos casi de la misma generación, la que vivió los peores años del gobierno de Alan García (el cual creo que comparado con el que se vendría de Humala sería un chiste, porque este Neo Nazi es peor, pero en fin.) Ni César ni yo somos fugitivos chimúes.

Por qué no votaré por Alan
César Hildebrandt

No lo haré porque no puedo renunciar a mi memoria. No puedo lobotomizarme.No quiero olvidar lo que vivimos entre 1985-1990. Esa francachela devanidades y vulgaridades. No puedo votar por Alan García porque asíayudaría a sentar el precedente de que en el Perú no hay castigos ni veredictos ni escarmientos.

Que los peruanos somos menos que los MONOS que, en los EXPERIMENTOSconductistas, aprenden a NO tropezar con el mismo error para ganarse el alimento.

¿Qué lección le daremos al mundo los peruanos? ¿La de que premiamos, alhombre que estuvo a punto de desaparecer el Estado como autoridad y a lamoneda como instrumento de cambio?. ¿La de que somos una turba de cándidos con taparrabos que volvemos a subyugarnos ante el encanto de unas promesas lanzadas por quien no cumplió antes NINGUNA? Si elegimos a García nosestaremos pronunciando ante el mundo como un país no sólo indescifrable sino enfermo, SOCIALMENTE LISIADO.

Porque premiaremos a quien NO ha expiado sus culpas, NO ha corregido suprograma, NO ha rectificado rumbos y, encima, tiene el cuajo de repetir las cantaletas de 1985, rodeado por los mismos personajes siniestramente mediocres que tomaron el Estado por ASALTO, protegieron a una industria de incompetentes, llenaron la planilla del Estado con sus sectarios, se ROBARON los certificados en dólares, nos convirtieron en parias internacionales, se ensañaron dos millones de veces con el sol hasta volverlo inti -piltrafa, MIERDA, nada, centavo de centavo-, nos empujaron al TRUEQUE, vaciaron las bodegas y los mercados de productos de importación, hicieron negocios turbios que costearon luego exilios dorados, ROBARON como Mantilla, MINTIERON como Saberbein, MEDRARON como Melgar y se CAGARON en el país como lo hizo el fugitivo Víctor Polay por un túnel en los días finales de ese lustro.

¿Cómo olvidar esto? ¿En nombre de qué senderización de nuestras almas puede un peruano premiar esa gestión con otra, ¿Qué clase de zarrapastrosos delánimo somos? ¿Qué clase de esclavos chancas, prisioneros pocras, fugitivos chimúes y totalitarios incas nos habita? ¿Nos ocupa un marqués virreinal,un oidor servil, una mujerzuela con miriñaque y yeso en las mejillas? ¿Largotiempo el peruano oprimido, otra vez?. ¿De qué fustán venimos para ser el pueblo que se obstina en recompensar aquien lo esquilmó y lo decepcionó? ¿De qué parajes humillados nos viene esa capacidad para ser indignos?. NO PUEDO PERMANECER CALLADO.

Y sé que lo más probable es que no persuada a nadie. Allí está Garcia otra vez bailando PERREO y regalando trabajos, sueldosduplicados, tarifas abreviadas a la mitad, intereses con su rebajita, AFP para la abuelita. Otra vez la monserga laxa y demagógica para que lo aplaudan los que no tienen nada que perder. Otra vez el discurso que disuadea la honestidad, que consagra la criollada, que cobija a los sinvergüenzasy morosos y que hace de las masas los extras de una película mala y quetermina mal.García no cree en el pueblo: lo instrumenta. No quiere su superación: vive de su fracaso. No entiende de economía: cree que ésta no tiene leyes y que es, más bien,una suerte de código conspirativo de los adinerados. Es un gran candidatopara un gran pueblo lastrado por la IGNORANCIA. García no compromete nadade sí cuando habla. Hace mucho tiempo que ha disociado el acto de la palabra. Alan García no es una opción es un tiro en la sién de la dignidad nacional.

Saturday, March 11, 2006




Este artículo lo escribí en 1999, cuando recién estaba empezando mi proyecto CacaoRock y venía escuchando este disco de los Doobies, el cual hasta ahora considero el mejor de su obra. En la contraportada del álbum se puede ver a los Doobie Brothers y su nueva formación: Jeff "Skunk" Baxter, Michael McDonald, Tiram Porter, Pat Simmons y Keith Knudsen. La foto de la contraportada corresponde a 1976, y fue tomada en la esquina de Grant y Pacific, en el Chinatown de San Francisco, California.

Takin' It To The Streets (Warner Bros. Records, 1976)

DOOBIE BROTHERS

Michael McDonald ocupa un lugar importante en todo lo que es el desarrollo del sonido de California a mediados de los setenta. Un sonido fácil y nada intrincado para ningún tipo de oyente. En 1976 abandona Steely Dan al ver que Walter Becker y Donald Fagen ya no harán giras y probablemente lo necesiten solo unas horas en el estudio para hacer coros.

McDonald entra a los Doobie Brothers junto con el guitarrista Jeff "Skunk" Baxter y su carta de presentación es este disco que pone en vereda a los Doobies. Patrick Johnson, el anterior lider, se iría envuelto en celos y dejaría a su grupo al mando de un McDonald empeñoso aunque dominador. El disco está plagado de joyas y en ningún momento decae. "Takin'It To To The Streets", "It keeps you runnin'" y la brasilerísima "Rio" lo demuestran.

El punto más alto de Michael McDonald como compositor, pianista y líder de los Doobie Brothers es esta grabación con el sonido definitivo de California en los setentas, junto a Steely Dan y The Eagles.

1976 y 2006

Decidí un día ir a la esquina de Grant y Pacific a ver qué tan parecida está a lo que era 30 años después. Sólo un letrero en el lado derecho se mantiene, al parecer incólume al paso de los años. Vemos en la esquina el equivalente a lo que pasó con la música popular: una comercialización excesiva y corporatización aberrante. Un banco llamado Washington Mutual reemplaza lo que eran tiendas locales como la heladeria Baskin Robbins. Los Doobies? Ni rastro de ellos. McDonald está de gira con los Steely Dan, Jeff Baxter trabaja para el gobierno de los Estados Unidos en el departamento de defensa, y la nueva formación de los Doobies que está de gira ya por inercia sólo tiene a Pat Simmons de la formación posando en la esquina; aunque Tom Johnston ha vuelto a tocar guitarra y los shows no decepcionan.

La ubicación exacta de la esquina está disponible aquí, en Google Maps.

Provecho! Aquí algunas otras fotos para comparar el paso del tiempo.





Friday, March 10, 2006

¿Cuando me cansaré de escucharlos? Aquí está la página de una radio de Seattle en donde ellos tocaron el 5 de septiembre del 2005.

Friday, March 3, 2006

Aha!!! Now we'll see what the McCartneys are made of!!!