Translation, Interpreting and Multimedia Services in Oakland, California. Info@CacaoRock.com

Here at CacaoRock we have been translating technical papers, accounting and financial texts, software, immigration certificates, adoption letters, books, movie scripts and official foreign documents for a long time. We even worked translating documents for the military and creating movie subtitles! What is so special about our English to Spanish translations? Our localization skills. Besides our accuracy, we are able to apply to these translations the neutralism of standard Spanish or specific Spanish-speaking countries. For more information about our rates, our previous work experience and how can we help you, please contact us via email at Info@CacaoRock.com or visit our ProZ.com profile page.

Listen To CacaoRock Online Radio, our radio station!

 
For All Countries
Instagram

Support This
Radio Station!


Via PayPal

Album Of The Week
Best Of (Compilation, Atlantic, 1970)
JOHN COLTRANE

We are on

For the U.S.

Can't get our signal? Click here.

Can't get our signal? Click here.

Wednesday, May 27, 2015

Escribe: Andrés Avelino Delgado (alias "Loco Disco")

Cuando yo era pequeño, tener un buen equipo de sonido era casi como un símbolo de status. Normalmente los equipos de sonido tenían un espacio privilegiado en la sala de la casa. Estaban ahí, en la biblioteca o en la vitrina principal de la sala, junto con las porcelanas "Capodimonte" y unos platos ingleses azul celeste ("frondios") que las mamas y abuelitas cuidaban como si se tratara de tesoros.

Las marcas mas reconocidas de componentes de sonido en aquella época eran Grundig, Technics, AIWA y JVC. Un sistema completo podía costar una fortuna. Así que los niños teníamos absolutamente prohibido acercarnos a menos de dos metros del equipo. El mayor pecado que podíamos cometer era rayar un disco con la aguja del tocadiscos, algo que sucedía inexorablemente con solo dar una mirada al componente.

Un sistema de sonido completo era en realidad una colección de componentes de audio, de los cuales tres, eran absolutamente críticos. El principal era el amplificador, que en términos simples se encargaba de tomar la señal débil que venía del tocadiscos o sintonizador para darle potencia y luego enviarla a los parlantes. Los parlantes eran la parte mas visible del equipo. Unas cajas de madera horrendas, que podían incluso ser mas altas que uno y estaban localizadas en lugares estratégicos de la habitación donde mezclaban el sonido estéreo de la mejor manera posible.

Quienes se tomaban en serio el asunto del audio, tenían ciertas piezas de altísimo valor como el ecualizador y el pre-amplificador y hablaban con propiedad de la calidad los transistores que eran los directos responsables de la pureza del sonido. Yo la verdad nunca descubrí muy bien la diferencia. Lo que si recuerdo es que si el equipo de sonido tenía uno de esos componentes, era una señal inequívoca de que el dueño de casa era audiófilo y tan solo verlos detrás de una vitrina merecía un resonado "¡WOW!"

Hoy, 30 años después, los equipos de sonido han desaparecido completamente del planeta. Es posible que pueda encontrar alguno acumulando polvo en la casa de sus abuelitos. Las marcas reconocidas de aquella época dieron paso a otras como Yamaha, Pioneer, Kenwood, Sony, pero al final o quebraron o se concentraron en alguna otra actividad o nicho de mercado. En cuestión de 30 años (bueno, en realidad son como diez) esta industria desapareció del planeta. No es posible que se hayan desaparecido quienes disfrutaban de la música de esta manera. ¿Qué se hicieron los audiófilos?

Los mas jóvenes crecimos con sistemas de audio personal como el Walkman y posteriormente el Discman. Eran sistemas de bajo costo, que nos permitían llevar la música con nosotros. Inicialmente en cassettes y posteriormente en CDs. Estos últimos fueron especialmente transformacionales. La calidad de sonido digital, usando rayos de luz en lugar de agujas o magnetos significaron una pureza en el sonido nunca antes experimentada. Su aparición coincide con el principio del fin de los grandes equipos de sonido. No tengo claros los motivos, pero me imagino que era necesario hacer cambios radicales al sistema y la alta inversión dejó de ser sostenible.

En medio de ese recambio llegó la revolución de la música digital, y la conveniencia de tener toda la música en un dispositivo que se pueda llevar en la palma de la mano cambió radicalmente las costumbres de los aficionados al sonido. De un momento a otro, los grandes equipos de sonido fueron reemplazados por parlantes Bluetooth con amplificador incorporado que son lo que vemos mayoritariamente hoy en los apartamentos

La era de los grandes sistemas de sonido profesionales se fue era siempre. Pero eso no quiere decir que debamos contentarnos con sistemas de audio personales y sonido de baja calidad. Las alternativas existen y aunque son costosas, si uno es un audiófilo posiblemente valga la pena la inversión.

Friday, April 10, 2015


We all know that Rubber Soul (Parlophone, 1965) by The Beatles is a masterpiece on its own right, but it has always been categorized as a great Beatles album under the shadow of Sgt. Pepper and Revolver. For some fans, this record is way, way better than these two and here we're going to prove their point.

In 1965 The Beatles were still touring, and before this record, they played at the ultimate venue, their peak in their concert career: a loud and pretty much unlistenable gig at Shea Stadium. They were getting tired of singing about boy-loves-girl songs and even if they already suggested introspectiveness in their previous hit single "Help!," they never explored more than male romance and sexuality. Rubber Soul was their breakthrough and a pivotal point in rock and roll in general. They changed the way of things being done, and everybody else followed.

Just imagine what was going on in London in 1965. Lots of tobacco and weed smoke going around the swinging nightclubs, plus sex, alcohol, pills, and acid, a substance that was not too far away. Paul McCartney was having fun with his brain, a fantastic machine spilling creativity all over. John Lennon was becoming a tortured soul under an unhappy marriage and everything he dreamed of was at his reach, yet so far away. Yoko Ono wouldn't enter the scene until the following year. At Abbey Road, George Martin was pushing the guys to produce high quality work, not bubble-gum or forgettable pop. Martin was disappointed with the results of Beatles For Sale, and he wanted to move forward with something, anything better. He was not getting the best of the Beatles if they were touring all over. George Martin wanted them in the studio. Well, Rubber Soul is a brilliant studio product made during the heyday of Beatle Touring. A transitional album from the Mersey Beat sound into unknown territory. The unmistakable link between the four rocking kids of "A Hard Day's Night" and the studio band that gave us "Penny Lane." Rubber Soul explains the transformation process to us.



Notice the Beatles rarely talked about God, but a lot about love. With the exception of George Harrison's approach to Hinduism in his music, Lennon and McCartney didn't want to explore the concept of God since they were agnostics in a nice way. For the first time on a Beatles song, Lennon preaches like a priest in "The Word," which for me is a song about the meaning of life (God for others). Before that, he confessed an affair he had with a mysterious woman in "Norwegian Wood (This Bird Has Flown)". Like I said, she wasn't Yoko. But the song is full of inside clues about the girl's identity. Most likely the rest of the band knew who she was. Paul at that time was dating Jane Asher but he came out of himself as he usually does and sang "Michelle," giving the Beatles a Grammy for Song of the Year in 1966. He sang, tho, about Asher directly, in "I'm Looking Through You," in which a storm (in a teacup) warning was posted. McCartney was the only unmarried Beatle at the moment, and Jane probably started to feel she was not meant to be Mrs. McCartney.

Rubber Soul is also the first time when the Beatles look and sing like men, not like boys. Lennon remembers his tortured affair with a "Girl", who later John claimed it was Yoko , unarrived. The song made me think about Lennon's real vision of living a life being in love. Did he create the Yoko character in his mind even before the Avant Garde artist was introduced to him? Was he longing for a tortured love the same way he was longing for long gone friends and lovers in "In My Life"? How much nostalgia can a man stand without going nuts? Well, this record has the answers.

George Harrison contributed with two songs of his own, becoming a grumpy and wise old man and stripping himself completely off the happy-go-lucky character Paul McCartney wanted him to be. "Think For Yourself" and "If I Needed Someone" are different and caustic points of view on love and relationships, and George started to feel he wanted out, but George made fans love him even more.

Capitol Records would butcher and alter Rubber Soul for its sale in the U.S. "Drive My Car," "Nowhere Man," "What Goes On" and "If I Needed Someone" would be removed and replaced with "I've Just Seen A Face" and "It's Only Love" (both songs from the U.K. release of Help!) so the American album could cater to the new and growing Folk-rock audience generated by Dylan at Newport. The Beatles wouldn't let Capitol alter their product after the butchering of Revolver.

There's so much to talk about Rubber Soul it would take an entire blog or website. But you can enjoy the music almost anywhere. Buy the mono record on vinyl! Enjoy!

Friday, March 27, 2015

Vivo (EMI Odeón Chilena, 1999)
JOE VASCONCELLOS 
Atención fanáticos: este es un disco interesante, fresco y nuevo para tener en la colección. Si uno es chileno, definitivamente es imprescindible tenerlo. Si uno no es chileno, será un descubrimiento grato. Y les aseguro que el disco vivirá en sus reproductores por un buen tiempo. Vivo de Joe Vasconcelos es un disco que no defrauda. Vasconcellos es un músico brasilero-chileno (esto lo suponemos por su apellido) que nos ha dejado encantados en CacaoRock con este espectacular recital de Abril de 1999 en el teatro Providencia de Santiago de Chile.

Al grano: podría tratarse del disco más importante de música pop chilena de los últimos 10 años. Un talento portador de un ritmo contagiante y una sinceridad que no conoce localismos en el lenguaje. Joe Vasconcelos puede combinar aquel sabor chileno en la música rock -directamente relacionado con sus modismos- con el reggae y con los ritmos de samba y batucada brasileros ya que cuenta con una orquesta de primer nivel, en la que destacan definitivamente Sidney y Silbert Silva en el área de percusión.

Los temas fluyen rápido y el disco es muy fácil de escuchar. "Preemergencia" habla de la contaminación de la capital chilena y la indiferencia de las autoridades, nada del otro mundo porque en Perú estamos igual o peor. Una sorpresa es encontrar a "La Joya del Pacífico", un bolero popularizado en Chile por el peruano Lucho Barrios que es llevado a la Samba de Pagoda. ¡Qué bien! A mí no se me hubiera ocurrido. "Induce" tiene en su introducción algo de huayno andino acompañado con cierta instrumentación hindú -porque hay una sítara por ahí-. Vasconcelos nombra a Pablo de Roca y la chilenada reconoce a Neruda, el gran poeta mapocho. Joe nos invita a conocer más de cerca a Chile y su gente. "Mágico" tiene brillantes arreglos de vientos y de percusión que la hacen la canción mejor interpretada. ¿El ritmo? Reggae brasilizado. El concierto se cierra con "Hijo del Sol Luminoso", tema escrito por Joe y que fue un éxito del grupo chileno Congreso. Al haber escuchado Congreso con anterioridad, permítanme decir que esta versión es muchísimo más fresca y, de algún modo, más liberadora, aunque también hay que considerar el hecho de que la versión es en vivo y la audiencia también es parte de la canción en un 50%.

De lejos, los mejores temas son "Huellas", "Las Seis" y, mi favorita, "Una Fiebre". El tema de las tres recae es el mismo: decepción amorosa. La misma vieja historia contada con un ritmo contagiante y melodías creativas y pegajosas. "Huellas" tiene una frase simpática: Cuidado, vas a ver que no se juega con alma ajena mujer. Cuidado, puede ser que por las noches sueñes conmigo... una advertencia o una amenaza, ¿qué diferencia hay?. "Las Seis" tiene mucho de la música tropical-andina (léase chicha) que actualmente hace reventar los locales nocturnos de Buenos Aires y Santiago. En dicho tema, el héroe ha pasado una noche de pasión con una mujer que lo dejó más seco que escupo de momia... y él siente el picazón del amor, aunque sospecha que la chica no va a volver a dejarlo entrar en su cama. "Una Fiebre" cuestiona hasta qué punto uno se enamora del físico de una persona, y lo que implica: No hay que pensar, analizar ni cuestionar, sólo déjalo fluir sin pecado y sin temor... fue una fiebre, una obsesión, mensaje del corazón, ¿tal vez amor? el narrador se echó un polvo espectacular con la chica que se largó a la noche siguiente, a pesar de que le juró amor en el calor del momento. Un One Night Stand que le deja un sabor agridulce en la mañana del domingo (¿domingo? ¿por qué habré dicho domingo?). Es probable que la protagonista de las tres canciones sea la misma chica.

Vasconcelos ha metido en una licuadora muchos ritmos, ha hecho un fusionado con muy buen resultado, original y a la vez masivo, y dudo que se pueda copiar fácilmente.

Wednesday, February 18, 2015


...and it was a gas.
Sentarse a hacer una lista es una tarea tediosa si uno tiene tanta información y no sabe cómo acomodarla o se queda trabado con lo que se tiene que decir de cada canción.

Con la década de los ochenta, la tarea no solo es titánica porque no hubo forma de mantener una tabla de valores en dicha época. La música nos cayó a muy temprana edad y entre 1980 y 1990 nos pasamos más tiempo creciendo y aprendiendo que absorbiendo música de calidad, o valorándola para tal caso. Fuimos a la escuela pero la radio nos daba el programa extracurricular, que a veces nos llegaba durante el recreo y también durante las clases. 

Pero bueno, la década es para recordar musicalmente, pero en lo que respecta la realidad, es un desastre. Un profesor de historia universal la denominó, en 1989, "la década perdida", y vaya que tenía razón. Aquellos que dicen "extraño a los ochentas", pues no los vivieron, porque en todas partes la cosa estaba que ardía, y fue la música la que abrió mentes, puertas, brazos, piernas y derribó muros y creencias. La década empezó, en mi país, con un grupo terrorista llamado Sendero Luminoso empezando sus ataques a la población civil. La democracia regresó luego de 12 años solo para que se convierta en un infierno gracias al primer gobierno de Alan García. En EE.UU., Reagan era elegido presidente y John Lennon moría abaleado. Qué década para desoladora que se venía. Deprimente en muchas formas.