Translation, Interpreting and Multimedia Services in Oakland, California. Info@CacaoRock.com

Here at CacaoRock we have been translating technical papers, accounting and financial texts, software, immigration certificates, adoption letters, books, movie scripts and official foreign documents for a long time. We even worked translating documents for the military and creating movie subtitles! What is so special about our English to Spanish translations? Our localization skills. Besides our accuracy, we are able to apply to these translations the neutralism of standard Spanish or specific Spanish-speaking countries. For more information about our rates, our previous work experience and how can we help you, contact us via email at Info@CacaoRock.com or visit our ProZ.com profile page.

Listen To CacaoRock Online Radio, our radio station!

We are on Tumblr!

Support This Radio Station!


Via
PayPal


We also have music on 8tracks!

 


Our store on Amazon!

Friday, February 28, 2014


Ludmir con Cecil B. DeMille, uno de los pioneros del Cine. Pepe Ludmir (Lima, 1932 - Los Angeles, 1995) pudo haber sido el cinéfilo peruano que más cerca llegó a codearse con las estrellas de Hollywood, aquel paraíso productor de fantasías llamadas películas.

Esta semana, a raíz de los premios Oscar, me vino a la memoria las veces que él narraba la ceremonia en diferido, una semana después de que los premios se hayan entregado y que la fiebre ya se había pasado. Los cinéfilos estaban furiosos con Pepe y con Panamericana, la cadena de TV peruana que adquirió los derechos hasta 1995, por no transmitir la entrega de premios en vivo.

Yo también le dí con palo, sin escribir ninguna carta a ningún medio, pero sí me pareció egoísta que él sí podía asistir a la ceremonia, tomarse el tiempo de traducirla, encontrarle significado a algunos chistes localistas Hollywoodenses (que abundan y hasta aburren), y luego entregar su video al Canal 5 para que lo propale el siguiente Domingo, con todo cuajo, diciendo: "Listo. Ahora sí el Perú puede ver el Oscar versión Ludmir."

Con Jane Fonda, a mediados de los setentas. Nótese el retrato del presidente izquierdista chileno Salvador AllendeAlgunos para evitar verle la cara y oir su voz una semana después, aguando la fiesta, trataban de conseguir la señal vía cable, sin mucha suerte porque las dos compañías de cable bloqueaban la señal de ABC debido a los derechos adquiridos y los fanáticos del cine, furiosos, le mentaban la madre al Telecable, a Telefónica del Perú y porsupuesto, a Ludmir quien era el amo y señor de la televisión dedicada al cine.

Ludmir terminaba sus transmisiones en diferido con una frase amistosa a los televidentes: "'¡nos vemos en el cine!," que para mí en los ochentas y noventas sonaba más como "¡el próximo año les hago la misma, conchesumadre!"

Panamericana y Ludmir terminaron su relación contractual en 1995 y Pepe se fue con sus videos y cachibaches a Frecuencia 2 (ahora Frecuencia Latina) y resultó que este canal ya tenía planeado transmitir la ceremonia en vivo mientras Pepe iría traduciendo al instante, sin edición, la sarta de chistes de Billy Crystal o Whoopy Goldberg. Pepe falleció de un infarto poco antes de la ceremonia de 1996. Su hijo Bruce lo reemplazó pero no pudo contener, al final, sus lágrimas y lloró por su padre.

Nosotros, en ese momento, también.

No sólo por Pepe sino porque la ceremonia fue muy pobre y mediocre:  "Braveheart" de Mel Gibson se llevó el premio mayor y hasta ahora se considera una de las mayores injusticias en la historia de los premios. De pronto nos dimos cuenta de que sin Ludmir, el encanto de ver una ceremonia en diferido traducida con amor al séptimo arte se había esfumado.

Por tanto Ludmir logró callarnos la boca desde el más allá. Muerto él, se murió la magia de la ceremonia que se veía en Perú a través de Panamericana televisión, a cinco mil millas del Dorothy Chandler Pavillion y ya pasada una semana. Ludmir, nos guste o no el retraso y el disfuerzo, le ponía un entusiasmo y una pasión tan intensa a cada emisión, entrevista y comentario que pareciera que ese era su fuerte, su vocación: codearse con Hollywood y poder contarnos acerca de las películas y demás aventuras que ocurrían en la ex plantación de Naranjas al Norte de Los Angeles. En resumen: una ceremonia en diferido es mejor que en vivo... por último, las sorpresas en los Oscares van en continua disminución.

Durante sus años en Panamericana, lo que Ludmir debió haber hecho fue haber transmitido en vivo la ceremonia con él comentando, no traduciendo, y luego repetir una semana después con una traducción coherente, correcciones y ediciones necesarias del caso. Debió haber tenido un programa de una hora o dos a la semana dedicada al cine de la misma forma que el fenecido Roger Ebert lo tenía en ABC. Debió habernos contado más sobre qué cintas ver y qué cintas no ver (aunque jamás lo vi criticar negativamente a un filme, ojo). Sabíamos que su película favorita era "Ladrones de bicicletas" de Vittorio de Sica (o sea, le gustaban dramas bien dramones) y que tenía una debilidad psico-erótico-sexual por Sofía Loren (quién no). 

El Oscar tiene mucho de Ludmir. Él se jactaba de haber sido uno de los primeros periodistas en asistir a la ceremonia cuando ésta sólo se transmitía por radio (imagínense, ¡nadie podía criticar los vestuarios de la alfombra roja!) y el primer periodista latinoamericano en cubrir el evento. Su influencia, muchas veces criticada y renegada, se puede sentir en cineastas como Luis Llosa, quien se fue a Hollywood y consiguió calatear a Sly Stallone con Sharon Stone en "El Especialista", en Bruno Pinasco, quien se vacila duro yendo a Los Angeles a perseguir a Jennifer Lopez, y hasta en críticos más severos como Alberto Servat y Federico De Cárdenas. ¿Pepe Ludmir inspirando a Francisco Lombardi a convertirse en cineasta? ¿Por qué no? Como periodista de Espectáculos Pepe Ludmir se notaba que esperaba más de los artistas peruanos, pero no de los hollywoodenses porque para él la meca del cine era el non plus ultra. Adoraba al cine pero nunca se involucró directamente en éste. Ludmir prefería estar junto a los espectadores y estoy seguro que de cuando en cuando, durante la proyección de alguna película, él se volteaba a mirar a los espectadores, al ser él vínculo, nexo entre la película y los simples mortales.

Creo que esta fue su última entrevista antes de morir:

Thursday, February 27, 2014



Detalle de la portada del Almoraima (Philips, 1976)
Paco de Lucía ha muerto en Cancún, México, y Twitter se sacudió con una ola de “QEPDs” y “RIPs”. Las malas noticias viajan muy rápido.

Tuve el gusto de ver a Paco de Lucía en dos ocasiones: una en la UCLA allá por el 2001 y otra en el 2012 en Oakland, en donde tocó maravillosamente. Pero fue en el 2001 donde en verdad este guitarrista me sacó de cuadro presentándome lo que era flamenco vivo o la evolución natural de la música. Su música embrujadora transportaba a lugares remotos pero familiares. Nos encontramos en Andalucía, específicamente en el puerto de Cádiz, donde el flamenco hace vibrar a todo el sur de España y recibe toda la influencia del Norte de África y de la música gitana del Este de Europa. Paco de Lucía exploró sonidos con un oído casi detectivesco y siempre afincado en lo que era el sufrimiento auténtico por la vida.

Recuerdo que Paco de Lucia iba a regresar en el 2002 a la UCLA pero el gobierno de los EE.UU. le negó la visa de entrada. Imagino que habrá tenido algo que ver con la paranoia post 11 de setiembre y el horror a lo gitano/ musulmán/ piel oscura. De Lucía era español pero seguro tenía conexiones con el mundo musical de Medio Oriente. Felizmente lo pude ver una segunda y última vez en el Paramount Theater de Oakland, durante el festival de Jazz de San Francisco. Esta vez tenía cantaores y un bailaor. Fue maravilloso, aunque sentí que Paco estaba algo cansado. Alguien en la audiencia le gritó: “¡Maestro!”, y él agradeció el calificativo. Nosotros le agradecemos una carrera musical y una discografía que dará que hablar por el resto de la historia de la humanidad. El mago de las seis cuerdas está en el olimpo de los grandes músicos de siempre, y al escucharlo en temas como “Almoraima” o “Danza Ritual del Fuego”, no se nos ocurre compararlo con nadie, y ni se nos ocurrió compararlo antes de su muerte. 

Mi primera imagen de Paco de Lucía fue la de un guitarrista pelucón y descalzo, tocando el instrumento que era, a mis 7 u 8 años, el más difícil del mundo. Sólo le bastaba cruzar sus piernas y poner su guitarra ahí en su regazo para que uno se diera cuenta de que el talento que emanaba de él era enorme.

Grabó muchísimos discos de primera, y se ganó las críticas negativas de los puristas del flamenco al intentar explorar fuera de sus límites geográficos y musicales. Encontró el cajón peruano y el bajo eléctrico sin trastes y lo incorporó a su música. Arriesgó tocar con Al DiMeola, Bill Frisell, Chick Corea y John McLaughlin. El flamenco se expandía y adaptaba a todas formas posibles de música, dando inicio a su globalización. Algo natural tomando en cuenta que fue usado como propaganda durante el régimen de Franco y que los discos, una vez grabados, llevan la música de un lugar a otro. El flamenco no podía quedarse enclaustrado por siempre en el sur de España, porque nunca se quedó quieto -nos hicieron creer que sí- al viajar durante tanto tiempo y por tantos kilómetros. Si queremos comparar a Paco de Lucía con alguna persona, hagámoslo con viajeros y pensadores, no con músicos: Carl Sagan, Marco Polo, Neil Armstrong. 

Envejeció con gracia y su muerte tomó al mundo por sorpresa. Pero ha dejado una discografía y videografía digna de explorar por el resto de nuestras vidas.

El poeta y flamencólogo Félix Grande escribió sobre Paco en la contraportada del Almoraima (Philips, 1976). Transcribo esto no como un obituario sino más bien como una carta de invitación a descubrir algunas de las músicas más bellas del mundo: 

Desde hace años, cada nueva creación de Paco de Lucía nos produce sorpresa. Pareciera que en cada nueva etapa llega hasta sus fronteras —y en su creación siguiente advertimos que esas fronteras se desplazan, que quizá este genio de la guitarra ya no tiene fronteras. Tal vez nuestra sucesiva sorpresa no nace únicamente en nuestro sucesivo deslumbramiento, sino también en la desconfianza: es que no estamos acostumbrados a asistir al desarrollo de la genialidad. Al fin tendremos que asumirlo, con gratitud, con júbilo: Paco de Lucía es uno de esos pocos seres herederos y a la vez inventores de un lenguaje; uno de esos imprescindibles locos cuyo respeto a las raíces y cuya libertad son por igual tempestuosos, y que por ello alcanzan el privilegio y la condena de ir abriendo caminos, acumulando desde la fragua de su nombre nuevo metal y más calor a ese vasto y anónimo metal calenturiento que llamamos la música. Cuánto le cuesta a Paco de Lucía el prodigioso regalo que nos hace, es algo que no sabremos nunca. La soledad, incluso la desesperación que hay siempre bajo la laboriosa humildad de un artista, no se pueden cobrar, no se pueden pagar. Tal vez llorando a solas con su música en medio de la madrugada, tal vez creando en nosotros mismos ese tremendo ritmo al que llamamos lágrimas, tal vez así podamos bajar hasta el barranco mineral en que nace su música, ese barranco donde están los seísmos de la necesidad de ser y del que emerge su bárbara guitarra como volando de oro, como danzando en hierro, como olorosa a azufre, como brillando de mercurio, como quemándose en carbón. ¿De qué modo nombrar toda esa enfebrecida operación en que consiste convertir ese magma profundo del ser cósmico en un lenguaje comunicativo, en un lenguaje cósmico y a la vez organizado? Quizá pueda llamarse ritmo.

En el origen de la vida se encuentra, inmemorial, el ritmo. Todo alcanza su ser mediante el ritmo. Ritmo tiene el lenguaje para ser expresión. La danza es ritmo y es ritmo el cuerpo humano. Con ritmo se suceden las mareas. Ritmo es el pulso, el latido del corazón. Ritmo es lo que contienen las obras más memorables de las generaciones: una mezquita, Un acueducto, un mito, una estatua, una fábula, un poema. La rueda: puro ritmo. Un ritmo estricto habita en las hembras embarazadas. Ritmo hay en el trigal, el olivar, la viña; ritmo en la fruta y en el agua. Ritmo tienen las fases de la Luna, las órbitas de los planetas, el majestuoso devenir de los astros. Y cuando la materia alcanza su más ardiente ritmo, sucede el acontecimiento de la belleza humana. Lo que hace que los desafiantes esfuerzos de los hombres quebranten la dictadura de los años es un vaivén paciente y sabio, lujurioso y creador: el ritmo.

Lo más recóndito, v a la vez lo más evidente, en esta nueva etapa de la música de Paco de Lucía, es ese gran secreto: el ritmo. No hablo de una estrategia de la medida y del compás, sino de un acto de respiración. No me refiero a la suma de su compás y sí invención —tan exactos, tan incesantes—, sino al vaho de la vida. Desde lo más profundo del flamenco —su ritmo viejo e inmortal— estas creaciones de Paco de Lucía suben con viejo y duradero sol, con vieja y duradera agua, sorprendentes limones, lentas horas, espesas sombras, fogonazos de luz y geometría; avanzan con heridas remotas, con remotas pomadas: como un incomparable, monumental acto de amor. La historia del flamenco sabrá muy bien cuánto habrá de deber a la organizada locura de este terremoto sereno que es la música de Paco de Lucía. Nosotros ya empezamos a saber cuánto no le podremos pagar nunca. Tal vez de madrugada, a solas y llorando. La historia del flamenco, esa terrible madrugada vieja, no dejará de agradecer a Paco de Lucía la venerable juventud de su música. En nuestra madrugada personal, en esa hora en que somos más limpios, más ancianos y repentinamente vivos, escucharemos este vaho de la vida que sube desde seis andaluzas tensiones y, poco a poco, iremos redescubriendo en nuestro corazón una sangre solemne, un alimento casi religioso: la visita del ritmo. La noche antigua donde todo renace.
Félix Grande




Tuesday, February 11, 2014

No todos queremos ser Britney Spears
Cada generación, afirma el crítico de cine Mick LaSalle, cree que es la más vanguardista de todas las que han habido; y para ello simplemente se basa en los avances tecnológicos. Es cierto, parece imposible pensar que hubo una época en que, por ejemplo, los celulares no existían y para hacer una llamada había que, puaj... ir a un teléfono con alambres.

Los chicos de ahora, los niños y adolescentes, son muy distintos a los de hace 20 años. Están expuestos a una andanada de información que viene de todos lados, a la cual pueden acceder cuando les venga en gana. Los mayorcitos nunca pudimos darnos ese lujo: antes, la información, junto con la opinión, caía por goteras y provenía de aquellos con los vatios suficientes como para energizar rotativas o antenas de repetidoras. Ahora, cualquiera puede ser generador de noticias; como por ejemplo afirmar que le vió un pezón a Jennifer Lopez en una ceremonia o, peor aún, generar una mentira como la muerte de Jon Bon Jovi.


Stevie Nicks, diosa del escenario de Fleetwood Mac y modelo a seguir de muchas adolescentes en los setentas, comentó: “No sé por qué las niñas de ahora ponen todo lo que hacen en la Internet. ¡Que dejen algo de misterio!”. Ese misterio es lo que algunos sitios Web quieren destruir por completo, dejando a la juventud vulnerable y expuesta ante el inmenso y misterioso... status quo. Dicha juventud está ayudando a los cazadores de información con una complicidad tremenda e inocente, siguiendo un principio el cual establece que a todo el mundo, sin excepción, le gusta estar expuesto y ser famoso. Ese principio no es nada nuevo y se ve desde el momento en que un sitio Web nos pide hacer un comentario, ingresar un número de teléfono o correo electrónico, o crear un blog para contar nuestra vida privada, como si a todo el mundo le interesara.

En 1989 si uno, por ejemplo, era un lorna en la secundaria, un ganso al cual las chicas lo ignoraban olímpicamente por papanatas, eso se quedaba entre las paredes de la escuela y rara vez salía fuera de ésta. Es decir, si tu apodo del colegio era "Pollo Gordo", ese apodo se quedaba entre los doscientos alumnos... no llegaba necesariamente a la China o a Italia, como ahora. Si un chico fue rechazado por una chica en la fiesta de la clase, este chisme puede no sólo ser contado y comentado hasta el hastío, sino que se quedará en la red por un largo tiempo. ¿Cuánto tiempo? No se sabe, pero quién sabe, 20 años después, cuando el mismo chico esté por casarse con su novia, ésta le salga con "¿por qué no me contaste que una tal Larissa Riquelme te rechazó en tu fiesta de promoción? ¿Por qué dijiste que la amabas con locura y que nunca ibas a olvidarla?” Peor: algunos sitios serán "copiados" por otros sin avisarte y décadas después algunos de tus escritos o comentarios de los que pensaste te deshiciste aún están ahí.

Chicos, la privacidad es un derecho inalienable y va más allá de las ideas políticas o calidad moral. Es lo que nos da no sólo la "máscara" para desenvolvernos en la sociedad, real o virtual, sino en lo que basamos nuestro propio comportamiento. Exponerla es como desnudarnos en público sin ser modelos de Playboy...

...Hablando de Playboy, y usando esta añorada revista como excusa para esta nota, no hace mucho alguien afirmó que fue precisamente esta publicación la que inició la tendencia de exponer nuestra vida privada a los demás a través de medios electromecánicos. Hugh Hefner no sólo desnudaba a sus conejitas sino que les publicaba su edad, lugar de nacimiento, medidas y les preguntaba qué les gustaba o no de un hombre. Hasta ahí, nada del otro mundo; sin embargo sabemos las medidas de Marilyn Monroe, pero claro, nunca supimos si lo suyo fue un suicidio o un asesinato. La privacidad, para los medios, sólo se activa cuando hay cuestiones legales o de seguridad nacional de por medio.

No todos quieren ser personas públicas, pero las nuevas generaciones están siendo forzadas a serlo por una fuerza mediática que no tiene como fin supremo el compartir información entre amigos o descubrir qué fue de la vida de tu compañero de habitación de hace diez años. Si uno no se habla con ellos desde la época de Clinton en la casa blanca, ¿no será por algo? Lo más probable es que no hablen contigo ahora.

La idea de “contactar” como lo puede ser una llamada telefónica, una carta o un beso, no puede ser comparada con una exposición mediática brutal ante 1500 "amigos".  Eso no es contacto, sino difusión. Las páginas de redes sociales son perfectas para vender un producto -tu vida-, un servicio –tus comentarios de carácter privado– y de paso, expresar lo que a uno le gusta en su "perfil de usuario". El primer sitio Web que planteó esta idea de "perfil de comprador" fue Amazon.com. Si uno compraba un disco de los Beatles, el sitio le recomendaría uno de los Rolling Stones. Si uno comentaba que le gustaba un libro de Jim Thompson, le avisarían que la nueva novela de Corman McCarthy saldría en unas semanas. Nada de malo ¿verdad? Si uno tiene un perfil en el cual no hay información sensible. ¿Pero qué pasaría si tuviera un perfil con toda mi información Amazon.com y compro un libro sobre Albizu Campos, el independentista portorriqueño acusado de terrorismo y literalmente borrado de la historia moderna? ¿Me recomendarán que, por mis supuestas ideas de izquierda, compre Desarrollemos la Guerra de Guerrillas? ¿Mi Lucha de Adolfo Hitler? ¿Habría gente que creyera que tengo ideas de izquierda, de derecha o de arriba o abajo? La política, aunque no lo parezca, se hace cada día más volátil puesto que las fronteras ideológicas se borran rápidamente con la tecnología.

Después de todo, Amazon.com se ha portado bien con la privacidad de sus clientes, pero otros sitios, los cuales no voy a mencionar aquí para no hacerles el favor, literalmente han arruinado más de una vida.

Una historia que leí hace poco: un chico, al haber sido castigado por sus padres debido a que su hermana lo acusó por algo que hizo, decidió vengarse de la mejor/peor forma: escaneó el diario privado de su hermana y lo publicó para que todos vean lo promiscua que era: y en verdad fue un vistazo a la realidad de los adolescentes de ahora: una ola imparable de chismes, depresión, alcohol, drogas y sexo: mucho, mucho sexo. Los comentarios de sus “amigos” eran lapidantes cual mujer pública del medio oriente siendo ejecutada. De haberse aparecido Jesucristo en Internet, hubiera gritado “¡quien esté libre de pecado, que tire la primera piedra!”; aunque él también hubiera ignorado el punto principal del problema: por primera vez la tecnología está siendo utilizada para destruir la privacidad de una persona común, no una persona pública, ni una estrella de rock que vive de ello, de la exposición por la cual luchó toda su carrera. 

Otro caso: una chica que obtuvo un seguro de discapacidad por depresión y estrés en su trabajo, sólo para que se lo quiten cuando alguien la encontró en unas fotos en las Bahamas, en bikini y saltando de júbilo por lo bien que le iba en la vida. Ella se defendió con el hecho de que el doctor le había recomendado unas vacaciones, pero también fue lapidada, y esta vez con consecuencias serias. La frase más común de estas redes: "I love my life".

Anónima de la Internet, mostrando severos síntomas de depresión bipolar y ansiedad.

En el párrafo anterior tenemos dos ataques a dos personas comunes que generan curiosidades de todo tipo: el presidente de Rusia visitó los Estados Unidos en el 2010 y pasó por Silicon Valley. Visitó las oficinas de ya saben qué compañía y se quedó impresionado, pasmado, de cómo una empresa que empezó como sitio Web para que los estudiantes universitarios se hagan bromas entre sí se haya convertido en el lugar más visitado de la Internet. Millones de fotos son cargadas y comentadas a cada instante, y definitivamente no hay garantías de que cualquier número o dato sensible colocado ahí no vaya a ser compartido con una compañía que quiera fastidiarte llamándote a ofrecerte precios asequibles para una casa nueva, cuando no estés interesado en comprar una. “¿Quieres decir que esta gente te da su información privada voluntariamente?” La CIA, la KGB, el FBI, la Mossad… todas las agencias de inteligencia del mundo dicen lo mismo: La f llegó demasiado tarde. Esta f les hace creer a los seres humanos, al menos en la Web, que sus vidas son una maravilla y que tienen que compartir todo lo que hacen con sus amigos. La excusa ya la han oído en muchas ocasiones: "es para mantenerme en contacto con mi familia y amigos".

Marilyn Manson dijo, no hace mucho, que la paranoia funciona como un constante análisis introspectivo de uno mismo. Puede ser verdad, nos hace reflexionar y de cuando en cuando sudar la gota gorda. Y ser paranoico de la privacidad, del derecho a defender su integridad emocional, es el arma más poderosa que tenemos. Es la base del derecho a la libertad del individuo y a ser considerado inocente, antes que se demuestre lo contrario.

Que me perdonen algunos de mis amigos, pero hay que ser bien pelotudo para ventilar tus trapitos al aire en materia de relaciones, discutir con tu pareja “en público” y para colmo tener la concha de decir que lo suyo es algo “complicado”. Todo es complicado, especialmente el estar casado y con, ejem, dos cuentas o “personas virtuales” para que uno o una pueda hacer de las suyas. Pero esto último es un caso extremo y, al final, sólo es un simple objeto de chisme. Lo peor está en otros lados.

Casos graves también se puede encontrar en sitios Web que te ofrecen “compartir tu información profesional” con tus colegas, que como ya he dicho no son otra cosa que tus rivales. ¿Un buen currículum en público? Perfecta plantilla para copiar y modificar. No en vano el CV es the great American fiction, y desde la aparición de LinkedIn, the greatest. ¿Un CV en un sitio Web para que lo vean tus potenciales empleadores? No gracias. Mejor contactarlos a ellos de primera mano. Un CV puede ser copiado, adaptado, repotenciado. Y sitios como LinkedIn y Plaxo lo único que hacen es exponer nuestras virtudes y defectos a desconocidos y, en muchos casos, a nuestra competencia.

Hace poco me llevé un susto al descubrir que las fotos que tomo con mi iPhone contienen las coordenadas del punto exacto donde las tomé. Las fotos del concierto de AC/DC eran rastreables en la ubicación exacta del Oakland Coliseum, y las que tomé de un armario en casa de mi novia, para que lo ponga en venta, mostraban la ubicación de su casa en el iPhone. Todo esto porque había activado una función del iPhone que rastreaba la ubicación geográfica del teléfono al tomar fotos. 

Sentí que el senador McCarthy, Edgar J. Hoover y Vladimiro Montesinos ya no trabajaban para sus respectivos gobiernos sino en Silicon Valley y que nos estábamos dejando espiar descaradamente ya no por gorditos calvos con traje o uniforme sino por nerds  sin afeitar prendidos a sus computadoras, listos para hacer negocio hasta con el cuco. Parece una exageración, pero en realidad nos están llenando de evidencias sobre dónde y cuándo estuvimos en lugares determinados.

Una cierta cantidad de comentarios pueden crear una cierta imagen digital/comercial/política de una persona; la cual la puede definir en un futuro para encontrar un trabajo, una pareja, comprar una casa, ser alguien por tener y no por ser. Las redes sociales no se hacen de dinero así porque sí, ni les pagan a sus empleados excelentes sueldos como para vivir tranquilos hasta su temprano retiro a los 50 sólo por controlar el tráfico y ver que no haya ninguna foto ofensiva o hacker. Cada red tiene un poderoso departamento de ventas listo para cargar tu tarjeta de crédito con cualquier cachibache. No obstante, se la podemos hacer difícil ya que aún nos quedan algunos derechos y algunos aspectos de nuestra privacidad que podemos usar en su contra:

1. Nunca, nunca digan dónde se encuentran. Decir "salgo de vacaciones al mar Peleponeso" puede causar la envidia de la gorda de tu ex-amiga, pero también la curiosidad del amigo de la amiga al cual añadiste sin saber de quién se trataba. Para él "la estoy pasando de maravilla en mis vacaciones", quiere decir "no hay nadie en mi departamento".

2. Qué lindo es salir embarazada y compartir la foto de la ecografía con todo el mundo. No importa que el bebé aún no tenga la nariz formada y que se parezca más al cuñado que al marido. Igual hay que mostrar la ecografía, ¿no es cierto? Con todo y nombre de la madre, fecha y hora del sondeo, nombre del hospital, los últimos cuatro dígitos del número de seguro social... ¿sigo?

3. La información personal en tu perfil de usuario debe ser limitada, de preferencia falsa: nombre (algun error ortográfico no vendría mal) y nada más. ¿Para qué poner el número de la licencia de conducir o el del documento de identidad de tu país? ¿Tu dirección? ¿Estás mal de la cabeza, verdad? ¿Teléfono? ¿Quieres en verdad que te llamen?

4. Tu estado civil es o soltero o casado y sólo se lo haces saber al gobierno de tu país si te lo pregunta. ¿Relación complicada? ¿Relación? Define complicado. Linda forma de hacer sentir a tu pareja como la culpable de todos tus quebrantos. Ella cree que tú eres el único responsable. De más está decir que sus peleas de pareja se deben quedar ahí, en tu casa.

5. ¿Demasiados amigos? ¿Chicas y chicos demasiado guapos que nunca han visto en su vida? No son nada más que bots. Desháganse de ellos. Unos dos o tres por día.

Con estos cinco consejos no sólo estaremos dedicando más tiempo a nosotros mismos sino que estaremos evitando a que nos espíen para vendernos gato por liebre o hacernos la vida imposible hurgando en nuestro pasado, oscuro o no. Así de simple.

Sunday, February 9, 2014

Los Beatles nunca nos dejaron.

Hace 50 años ocurrió algo mágico, y sus efectos aún los seguimos sintiendo. El mundo moderno, el arte moderno, vio la luz y todo pasó de blanco y negro a un inmenso caleidoscopio de colores. Los Beatles visitaron EE.UU. por primera vez y se presentan triunfalmente en el programa más visto de la época: el show de Ed Sullivan. El impacto de esta presentación aún se sigue sintiendo, y quizás dentro de 200 años se mirará a este momento como ahora se estudia la carrera de Mozart o se admira a la maravillosa Quinta Sinfonía de Beethoven. 

O mejor aún, el momento en que Colón llega a América (aunque hubo muchísima menos sangre en Nueva York de 1964), o la llegada del hombre a la Luna o, en el futuro, a Marte. ¿Qué tal la invención de la imprenta, o del televisor? Piensen en un momento importante para el mundo o sus propios países. Compárenlos con el estallido de la Beatlemanía. Así de fuerte fue.

Hasta 1963, la música pop cumplía solo un papel de entretenimiento. Los Beatles se influenciaron principalmente de los rockeros negros norteamericanos como Chuck Berry y Little Richard. Pero Lennon se identificaba con Buddy Holly y sus Crickets (naturalmente, dados sus anteojos y el nombre de su banda) y especialmente con Elvis Presley. “Antes de Elvis, no había nada”, dijo. Es verdad: al menos en la música popular de difusión masiva, no había pasado nada interesante desde... ¿qué? ¿La revolución del Jazz de los años 20? ¿Bob Dylan? ¿Yma Súmac?

Los Beatles en la era de la
saturación de la información
El momento clave del 9 de febrero de 1964 encuentra a una inmensa cantidad de adolescentes en EE.UU. nacidos después de la segunda guerra mundial. Son estos los que están disfrutando un florecimiento económico sin precedentes. Tienen dinero, empleos que les permiten comprar discos y radios a transistores y mucha, mucha sexualidad reprimida. Las corporaciones grandes habían empezado a matar al Rock And Roll en cuatro estocadas: (1) la muerte de Buddy Holly, The Big Bopper y Ritchie Valens en un accidente de aviación; (2) el encarcelamiento de Chuck Berry por negro, sucio, salvaje, degenerado y evasor fiscal (esta última fue la madre del cordero); (3) Little Richard anunciando su retiro de la música libidinosa hacia la religión; y (4) Jerry Lee Lewis con el escándalo de haberse casado con su prima de 13 años (algo normal en el Sur de los EE.UU.). Pero el tiro de gracia fue mucho peor: el ídolo máximo del rock, el imparable Elvis Presley, luego de su servicio militar se encontraba en un refrigerador llamado Hollywood, filmando bodrios uno peor que el otro, comiendo hamburguesas y acostándose con toda mujer que su manager le ofrecía. El rock estaba muerto y enterrado y le cantaban en su velorio baladistas sanos y asépticos, incapaces de cometer una locura como, por ejemplo, ponerse gallitos ante la prensa o criticar la política internacional de los EE.UU.

Los Beatles, en cierto modo, estaban por llenar un vacío y sí que lo llenaron. Fue un vacío artístico que se expandió al vacío emocional provocado cuando Kennedy murió asesinado en Dallas dos meses atrás. Los cuatro de Liverpool no llegaron cantando “Oswald fue un chivo expiatorio”, sino “I Want to Hold Your Hand”; por tanto las letras no tuvieron nada que ver con la revolución beatle. Fue el sonido y sobre todo la actitud. Millones de chicos se dieron cuenta que la actitud es lo más importante, e incluye también un estilo de vida que implica sacrificios: dejar el hogar familiar, pelear por lo que uno cree... planear una revolución inteligente. Como en toda revolución, hubieron víctimas inocentes y héroes que no debían serlo.

Ed Sullivan sabía del poder que tenían estos chicos en la juventud británica pero aún no estaba convencido de si era algo bueno traerlos a su programa y exhibirlos como curiosidad. Supo de ellos durante unas vacaciones en Inglaterra, y las negociaciones fueron y vinieron hasta que un reportaje de la CBS le hizo ver que ahí estaba el secreto, la magia, el encanto. Sullivan seguro no vio el potencial que esta banda tenía para cambiar el mundo. A ver, seamos honestos, ¿creemos ahora que alguien como Justin Beaber o una banda como One Direction tiene el poder de cambiar el mundo? No. En el momento en que Sullivan y el resto de los EE.UU. reciben a los Beatles, nadie podía predecir nada, igual que ahora. En aquella noche del 9 de febrero del 64, desde el momento en que Paul cantó “All My Loving” hasta el último acorde de “I Want to Hold Your Hand”, los Beatles decimaron el sistema de entretenimiento occidental a guitarrazos. Lo hicieron obsoleto e hicieron surgir una creatividad basada en su ingenio, talento, chispa y personalidad de clase trabajadora. Los compositores en Tin Pan Alley debieron haberse horrorizado y correr a los teléfonos para contactar a la prensa especializada: "impidan su éxito". "No se preocupen, éstos no duran un año", les respondieron.

Al principio parecía que solo eran las chicas las que estaban locas por estos cuatro melenudos, pero en verdad era todo el mundo. Hasta los que los criticaban por su actitud y "pobre musicalidad" sabían en el fondo que estos cuatro jóvenes eran caso serio. He oído comentarios como "me importaban poco los Beatles hasta que sacaron Yesterday’"; es decir, cuando Paul decidió mostrar un lado increíblemente romántico y poético en una canción introspectiva (aunque aún de amor). También he oído esto: “Los Beatles se malograron con ese Revolver y esa canción que empieza con alguien tosiendo”; es decir, cuando los Beatles decidieron explorar más allá de las fronteras que encerraban los gustos de muchos en el público. No se puede complacer a todos, pero pareciera que entre 1964 y 1966 los Beatles lo hicieron.

Todo cambió para bien y para mal. Gente como John Fogerty, Roger Waters, Robert Fripp, Chris Squire, Steve Miller, Jeff Lynne y otros decidieron crear sus propios grupos escribiendo sus propias canciones. “Beatles on Sullivan” fue la respuesta que me dio un profesor de leyes en la industria del entretenimiento en la UCLA, allá por el 2000, cuando le pregunté cuál fue el momento más trascendental en la historia de la música pop. No hay discusión, señor Moreno: Beatles on Sullivan. Yo añadiría otros casi tan importantes, pero imposibles de superarlo: antes del 9 de febrero de 1964: Muddy Waters mudándose a Chicago, la película Blackboard Jungle, Elvis Presley entrando a Sun Studios en Memphis. Luego del 9 de febrero de 1964, solo consecuencias: Lennon diciendo que su grupo es más grande que Jesucristo (algo que creo le costó el liderazgo en el cuarteto), Hendrix en Londres, Monterey Pop Festival, el regreso forzado de Elvis a los escenarios, Woodstock, Altamont, Dark Side of the Moon, Led Zeppelin y sus estadios llenos, la muerte de Elvis, la muerte de John Lennon, MTV. 

Con esta celebración de 50 años, no queda más que seguir disfrutando de la música y encanto de ya saben quiénes.

Dos interesantes artículos del gran autor Joel Achenbach sobre Paul McCartney y los Beatles (están en inglés):

Beatle Juice (aparecido en la revista Tropic del Miami Herald): http://www.miamiherald.com/2014/01/31/3905263/beatle-juice.html

y Be Grateful the Beatles Broke Up:

Lectura recomendada (o mejor dicho, obligada): Tune In – All Those Years, el excelente libro de Mark Lewisohn, primera parte de la trilogía de la historia de los Beatles, detallando el largo y sinuoso camino desde el nacimiento de los cuatro hasta poco antes del estallido de la Beatlemania (el segundo volumen incluirá la visita a EE.UU.):  www.amazon.com/Tune-In-Beatles-These-Years/dp/1400083052/emiliocacao

Wednesday, February 5, 2014

Double Talk


Kurt Maloo, from Double, proceeds to doubletalk, doubletalk. In English and Spanish.

1986. A love song was being played non-stop on the radios in the U.K., the rest of Europe, the U.S. and even South America and the farthest corners from where the song was created.

I heard the song for the first time one morning of 1987 in Lima, Peru, and although I liked it a lot I didn't know who sang it. Somebody told me it was a British group called Double and it was available on cassette. Around that time, everybody was buying cassettes and LPs just to get one song or two; the remaining filler could be as bad as a toothache at the high seas, but people didn't care. I bought Double's cassette, Blue, only because of that famous song, "The Captain Of Her Heart"; a beautifully performed, very relaxing tune and melancholy charged. The song featured a very catchy chorus based on a very familiar and, at the same time, revealing piano riff.

And hey, the remaining of the cassette where "Captain" was in, was good. Very good. Had it been bad, it wouldn't had lived in my cassette player for almost an entire summer. I remember one time when one of my aunts asked me to play the cassette while we and other family members were playing Monopoly. She didn't want to listen to "Captain" but "Woman Of The World", the album's opening song. Like me, my aunt loved the entire record, except for "Your Prayer Takes Me Off", of which she commented, "that one never ends!" (a six-minute song could be an eternity for some). Anyway, I listened to the tape so many times that the tape started to wear off.

And I didn't know anything about Double, besides that they were supposedly British and, according to the cassette sleeve, featuring the red and black Polydor logo and manufactured by "El Virrey Electric and Musical Industries of Peru", all their songs were written by Kurt Maloo and Felix Haug.

Actually Double, the duo formed by these two great musicians that turned out to be Swiss and not subjects of her majesty Queen Elizabeth II, released one more record, DOU3LE and disbanded in 1987. Kurt Maloo kept his solo career going and creating a huge fan base who enjoyed his slick, sophisticated pop tunes.

"The Captain Of Her Heart" took the radios by storm and, later, left the charts quietly. but it stayed in our collective memory. In 1990 Peruvian music magazine Funky Ranking named it "The #1 Love Song of 1986" and one of the "Best 50 ballads of all time". That's how  hard "The Captain Of Her Heart" hit Peru.

Nowadays, classic rock and smooth jazz radios keep "The Captain Of Her Heart" in their play lists and, in South America, lots of housewives and soap opera fans might remember the song for being played constantly on one of the most successful ones: "Cambalache". At some point in my life I found myself knocking on doors following the conga rhythm pattern of "Woman Of The World" and, of course, I should have kissed more than one unwary girl while listening together to "I Know A Place".

A few days ago, I interviewed Kurt Maloo at his house in Hamburg to see what's he up to these days. It was a pleasure to tell him, among other things, that "Captain" was played a lot in Peru and his song was never forgotten.



JAVIER MORENO: First of all, you should know that your music was heard all over Peru and Chile. Have you ever visited South America?

KURT MALOO: Unfortunately not. I never made it further south than La Paz, Mexico. I also know, that Double was big in Brazil and Argentina in the late 80's and I still have a lot of followers there. It would be great to go on a South American tour, playing the old songs together with new material.

JAVIER MORENO: How did you start in the music business?

KURT MALOO: After some school bands and a few independent productions I signed my first record contract in 1981 with Teldec (later East West Records). It was for the album From Exile by Ping Pong, a trio with Felix Haug on drums (later Double), Hazel Pazzi on bass and myself on vocals and guitar. We had recorded four songs with Phil Manzanera at the Roxy Music Studio in Chertsey, England, but Teldec wanted another producer to re-record the whole thing again together with more songs for an album. We had no choice, although we liked Phil's work a lot. The album did quite well in Europe, but the bass player left two years later. Felix and I were ready for something new and founded Double.

JAVIER MORENO: Maloo is not your real last name [Kurt was born Kurt Meier] How come you adopted the last name Maloo?

KURT MALOO: The name "Maloo" was chosen by me for phonetic reasons only in 1975 when I still wanted to become a famous painter [Laughs]. Much later, in the year 2000, I got an email from a man called Rohinton Maloo, who lived in Mumbay, India. He wanted to know what kind of cousin I was and after I told him my story he gave me a brief lesson in the history of his family. They were booze distillers in Persia in the 18th century and escaped from the increasing islamization to India. Their leader was called Mal, which means big man. In India they called him and his tribe Maloo. There are about 50 remaining Maloo's around the world, but no one with the first name Kurt of course [Laughs].

JAVIER MORENO: Who is the major influence in your music?

KURT MALOO: It used to be the Beatles when I was very young and later Jazz, but these days my creative influences rather come from movies, books or life in general than from other musicians.

JAVIER MORENO: How did Double start?

KURT MALOO: When the bass player of Ping Pong left in 1982, Felix Haug and I knew we would continue to make music together, but in a more experimental and open way than with the trio. We wanted to have the freedom to elaborate our songs in the studio without thinking about performing them live. We both remembered our common roots in Jazz and started to develop our own sound and style.

JAVIER MORENO: "Naningo", Double’s first maxi-single, also suggest a big influence from African rhythms and melody structures. The thumb piano is omnipresent there. Did you listen to African music a lot?

KURT MALOO: Besides Fela Kuti, not so much, but most black jazz musicians in the 70s recovered African music and rhythms for themselves as part of their musical identity. People like Archie Shepp, Pharoah Sanders, The Art Ensemble Of Chicago were the ones I was listening to at the time and they all used African rhythms. There's a rhythm called Nanigo, originally from Nigeria. It's the basic rhythm in our "Naningo", which is a dance we created for fun.




Maloo: "Their leader was called Mal, which means big man. In India they called him and his tribe Maloo."


JAVIER MORENO: Double's biggest hit was, no doubt about it, 1986’s "The Captain Of Her Heart". What was the story behind it?

KURT MALOO: After two more maxi-singles, "Rangoon Moon" and "Woman Of The World", our new record company, Metronome/Polygram, wanted us to record our first album since "Woman Of The World" was a success also at the box office. We had enough songs for an album already when Felix, who played drums and keyboards, came up with a melody one day, that had entered his mind. It was spring of 1985 and he told me he was at the piano at home playing with open windows, when he heard a blackbird singing on the tree outside. He picked up the bird's first two notes (E, G) and jammed on them until the Captain's melody was born. He played the melody to me on a synth in the studio and although it sounded completely different from the piano we used in the song later, I couldn't get it out of my mind for the whole day. He worked on the harmonies while I wrote the lyrics and we recorded the new song within a day.

JAVIER MORENO: It was very inspired. You can hear the song on AOR and Jazz stations and even in supermarkets in the U.S. Has it ever been featured in a movie or TV show?

Yes, there was a Canadian movie the song was featured in and it was also featured in a very famous soap opera in Brazil in the 80's*. L'Oreal [cosmetics] used it in a commercial in France and Lavazza [coffee] in Italy. More important is the fact, that the song became a Radio Classic, especially on Smooth Jazz Stations all over the world.

JAVIER MORENO: Who was the "Woman of the World"? Is she the same girl that couldn't fall asleep way past midnight?

KURT MALOO: No. I already wrote "Woman" in 1984 and it was released in a different version on maxi-single, before we re-recorded it again for Blue. The woman is definitely younger than the one "who couldn't fall asleep" [from the "Captain" lyrics].

JAVIER MORENO: So the two songs were about two different women. Were they inspired in real life people?

KURT MALOO: No, I hardly use real life people as blueprints for my songs. At least not consciously. I love to make them up and give them a virtual life.

JAVIER MORENO: In Blue, if I'm correct, there’s a pattern in all the songs: romance and travel to exotic locations like Rangoon. Was Blue thought of as a concept album for getaway lovers and members of the mile high club?

KURT MALOO: Since I wrote all the lyrics with Double it's more a snapshot of my own state of mind at the time. Obviously, I was romantic and ready to travel to exotic locations... and still am [laughs].

JAVIER MORENO: Like to those places shown in that "Bollywood" version of the Captain video? What was the most exotic and fascinating place you ever been in your travels?

KURT MALOO: In my mind, cruising in the bay of Rangoon. In real life I think Death Valley in the U.S. and Baja California in Mexico are one of the most fascinating places I have ever been.




Maloo: "I hardly use real life people as blueprints for my songs. I love to make them up and give them a virtual life".


JAVIER MORENO: Why did Double disband?

KURT MALOO: On December 1986 I moved from Zurich, Switzerland to Paris, France where I always wanted to live for a certain period in my life, while Felix remained in Switzerland. For the recordings of our second album DOU3LE I came back to Zurich, where I lived in a hotel like a tourist in my own hometown. It was a strange experience and I didn't feel comfortable with the situation, neither with the result. When we hit the studio again in 1988 to record a third album the musical differences were no longer possible to ignore. I think it [the break-up] was the result of the two different life styles we lead. Felix wanted to work out the soundtrack like compositions even further while I was ready to go back and concentrate more on the songs as we did on Blue. It was the right time to say goodbye to Double, if we wanted to stay friends.

JAVIER MORENO: I recently found that Felix Haug passed away in 2004 after a heart attack. Were you still close to him by the time of his untimely death?

KURT MALOO: Oh, yes. We hit the studio together again in 1997 to give it another try after all these years. It went well, but we knew we wouldn't have enough material for an album. Felix worked as an editor for a magazine in Zurich and was very busy there, while I had continued with my own musical career. When he died in 2004 I thought it was time to release some of the songs from our last Double session. That's why I asked Pit Baumgartner of DePhazz to arrange and remix some of the 1997 songs for my album Loopy Avenue.

JAVIER MORENO: You moved towards a more electronic, danceable sound, without loosing the cool.

KURT MALOO: There are more electronic sounds on Soul and Echo. On Loopy Avenue it's more about sampling and this is the influence of co-producer Pit Baumgartner.

JAVIER MORENO: What are you doing these days? You just released a brand new album, Summer Of Better Times that's getting good reviews and response.

KURT MALOO: Right now I'm working on a video for "Day Of The Man With A Heart Of Gold" from my new album.

JAVIER MORENO: Are you planning to go on tour with the new record?

KURT MALOO: I gave some concerts with the material and will maybe start a tour later in the year, if a sponsor can be found. Since the CD sales have dropped so dramatically worldwide, the record company’s tour sponsoring has become more than reserved. [sighs]

JAVIER MORENO: Any plans to visit the U.S. or Latin America?

KURT MALOO: Anytime if possible. [smiles]

JAVIER MORENO: Tell us about your personal life. Are you married? Do you have kids?

KURT MALOO: I'm married and have an 18 year old daughter and a 16 year old son [the interview was conducted in April 2010].

JAVIER MORENO: Are your children interested in pursuing a musical career like you did so successfully?

KURT MALOO: No, they both want to become graphic designers. My daughter more in the artistic direction and my son more towards interactive design. He plays the drums though, but only for fun.

JAVIER MORENO: The World Wide Web has caused a huge stir, or revolution, regarding music distribution and marketing. How do you see it for independent artists as yourself?

KURT MALOO: Right now I'm not an independent artist. I'm signed to Verve Forecast/Universal Music. But I independently distribute my 1995 album Soul and Echo, because I got back all the rights after ten years. It's simply a bliss ! As an independent artist you suddenly have access to almost all important distribution channels today. With the different social networks you can connect with your fans and can promote your work for free. This is all new and unique. I love it. The downside of it is, that everybody has immediate access to illegal free downloads of your music on the Internet and a whole generation grew up with no sense for copyright issues. To pay for music is somehow unusual for a big part of the younger population. I'm curious how things will develop in the near future though.

JAVIER MORENO: We’re all are. Your music is more accessible than ever and people love it. Still, it’s not so easy to find a copy of the "Rangoon Moon" maxi-single in a good shape.

KURT MALOO: Yes I know. The early vinyl records are collector's items. I don't even have a copy of the "Woman of the World" Maxi. I saw it on eBay a while ago and it went for $400. Incredible!

JAVIER MORENO: Nowadays, what artists do you find interesting?

KURT MALOO: There are many wonderful local artists like Peter Fox from Germany or Just Jack from the UK who won't make it into the global top 40, but I don't care. I'm quite fed up with all the American Idol and Lady Gaga hysteria. There is a lot of good music around, it's just harder to find than 20 years ago.

JAVIER MORENO: Definitely there's a lot of good music, past and present. Why do you think it is harder to find?

KURT MALOO: Because there is so much more of it. The production process has become very democratic. Everybody has the chance to produce a CD of good quality for little money these days. It's very different from the 70's and the 80's when a recording studio cost three thousand dollars a day and you couldn't produce a good sounding album anywhere else.

JAVIER MORENO: I was wondering if you could send a message to all Latin America fans who always wondered who the Captain of Her Heart was.

KURT MALOO: El Capitan de su Corazón is the white prince on a white horse or the black prince on a black horse, that was supposed to carry the young girl away from her small life into a wonderful and rich world. When she grew older she kept waiting for him deep inside of her heart, although she knew it was only a dream. To give up this dream is very painful, but it is the price the girl has to pay for growing up. Some never grow up and very few ride away with their prince...

Find more about Kurt Maloo at www.doublecity.com y www.kurtmaloo.com


*Cambalache (1986). A very successful and funny soap opera from Brazil. "The Captain Of Her Heart" was the leitmotif song of one of the main couples, Thiago and Ana Machadão.

Cover of Blue: Felix Haug, Kurt Maloo (English), Felix Haug, Kurt Maloo (español)

Habla Maloo

Kurt Maloo, de Double, procede a hablar por partida... doble. En inglés y español.

1986. Una canción romántica se escuchaba incesantemente en Inglaterra, el resto de Europa, Estados Unidos e inclusive Sudamérica y los rincones más alejados de donde la canción apareció.

Escuché el tema por primera vez una mañana de 1987 en Lima, Perú, y aunque me gustó mucho no sabía de quién se trataba. Alguien me dijo por ahí que se trataba de un grupo inglés llamado Double y que la podía conseguir en cassette. En esa época, la gente compraba cassettes y LPs sólo porque le interesaba una canción, quizás dos, y el resto podía ser tan malo como un dolor de muelas en altamar. Compré el cassette de Double, Blue, por el dichoso tema, "The Captain Of Her Heart", una canción muy relajante y muy bien ejecutada, aunque cargada de melancolía. El tema incluía un coro muy pegajoso basado en un riff de piano que sonaba familiar y a la vez revelador.

Y créanme que el resto del cassette en donde se encontraba "Captain" era bueno. Muy bueno. De haber sido malo, no hubiera vivido en mi toca casete por todo un verano. Recuerdo una vez en que una de mis tías me pidió que tocara el cassette mientras estábamos jugando Monopoly con otros familiares. No por querer escuchar "Captain", sino por "Woman Of The World" , el primer tema del álbum. A mi tía, como a mí, le gustaba todo el álbum, con excepción de "Your Prayer Takes Me Off", de la cual me comentó "¡ésta no acaba nunca!" (seis minutos para una canción es una eternidad para algunos). El cassette se escuchó tanto que la cinta se empezó a gastar.

Pero de Double yo no sabía nada, salvo que supuestamente eran británicos y, según el cassette que tenía en mis manos, con el sello rojo y negro de Polydor y manufacturado por El Virrey Industrias Eléctricas y Musicales Peruanas, todas sus canciones eran escritas por Kurt Maloo y Felix Haug.

En verdad Double, el dúo integrado por estos dos músicos que resultaron ser suizos y no súbditos de su majestad Isabel II, lanzó un disco más, DOU3LE y se separó hacia 1987. Kurt Maloo siguió con su carrera solista y haciendo crecer una legión de admiradores que disfrutaban de su música pop sofisticada y elegante.

"The Captain Of Her Heart" tomó por asalto a las radios y se fue de las listas calladamente, pero se quedó en nuestra memoria colectiva. En 1990 la revista musical peruana Funky Ranking la nombró "la mejor balada de 1986" y una de las "50 grandes canciones de amor de todos los tiempos". Así de fuerte impactó el Capitán en el Perú.

Hoy en día las radios de rock clásico y adulto-contemporáneo tocan "The Captain Of Her Heart" de manera usual y en Sudamérica muchas amas de casa y amantes de las telenovelas brasileras la recordarán por ser tocada en una de las más exitosas: "Cambalache". En algún momento yo mismo me encontré tocando puertas siguiendo el ritmo de la conga de "Woman Of The World" y, claro, habré besado a más de una incauta mientras escuchábamos juntos "I Know A Place".

Hace algunos días entrevisté a Kurt Maloo en su casa en Hamburgo para ver qué andaba haciendo por estos días. Fue un gusto contarle, entre otras cosas, que "Captain" sonó duro en Perú y que su canción no se olvida.

JAVIER MORENO: Antes que nada, tienes que saber que tu música se oyó, y aún se oye, en países como Perú y Chile. ¿Has estado alguna vez en Sudamérica?

KURT MALOO: Desafortunadamente no. Nunca fui más al sur que La Paz en México. Pero sé que Double fue muy exitoso en Brasil y Argentina hacia fines de los ochentas y aún tengo muchos seguidores por allá. Sería genial ir a Sudamérica de gira y tocar las viejas canciones junto con el nuevo material.

JAVIER MORENO: ¿Cómo empezaste en el negocio de la música?

KURT MALOO: Después de algunas bandas en la escuela secundaria y algunas producciones independientes, en 1981 firmé un contrato discográfico con Teldec, que luego se convirtió en East West Records. Fue para hacer el álbum From Exile de un trío llamado Ping Pong, con Felix Haug en la batería, quien después fue miembro de Double, Hazel Pazzi en bajo y yo en la guitarra y la voz. Grabamos cuatro canciones con Phil Manzanera en el estudio de Roxy Music en Chertsey, Inglaterra, pero Teldec quería otro productor para regrabar todo de nuevo con algunas canciones más para completar un LP. No tuvimos opción... aunque nos gustó el trabajo de Phil. Al álbum le fue bien en Europa, pero el bajista dejó el grupo dos años después y Felix y yo dejamos el sello discográfico para fundar Double.

JAVIER MORENO: Maloo no es tu verdadero apellido [su verdadero nombre es Kurt Meier]. ¿Cómo así adoptaste el apellido Maloo?

KURT MALOO: Elegí el apellido "Maloo" por razones fonéticas en 1975, cuando aún quería convertirme en un pintor famoso [risas]. Mucho tiempo después, en el 2000, recibí un correo electrónico de un señor llamado Rohinton Maloo, que vivía en Mumbay, India. Quería saber si yo era algún pariente suyo. Después de contarle mi historia me dio una breve lección de historia familiar: los Maloo destilaban bebidas alcohólicas en la Persia del siglo XVIII y  tuvieron que escapar de la creciente islamización hacia la India. Su líder se llamaba Mal, que quiere decir "gran hombre". En la India, lo llamaron a él y a su tribu los "Maloo". Quedan alrededor de 50 Maloos en el mundo. Pero estoy seguro que ninguno tiene como nombre de pila "Kurt" [ríe].

JAVIER MORENO: ¿Quién es la mayor influencia en tu música?

KURT MALOO: Solían ser los Beatles cuando era muy joven, después fue el Jazz. Pero estos días mi influencia creativa viene de películas, libros o la vida en general, en vez de otros músicos.

JAVIER MORENO: ¿Cómo empezó Double?

KURT MALOO: Cuando el bajista de Ping Pong dejó el grupo en el 82, Felix Haug y yo sabíamos que teníamos que seguir tocando juntos, pero de una forma más abierta y experimental que la del trío. Queríamos tener la libertad de elaborar nuestras canciones en el estudio sin pensar en tocarlas en vivo. Ambos recordamos nuestras raíces comunes en el Jazz y empezamos a desarrollar nuestro propio sonido y estilo.

JAVIER MORENO: "Naningo", el primer maxi-single de Double, sugiere también una influencia de ritmos y estructuras melódicas del África. El piano de pulgar o kalimba es omnipresente. ¿Escuchabas también mucha música africana?

KURT MALOO: Aparte de Fela Kuti, no mucha. Pero la mayoría de los músicos negros de jazz en los setentas recuperaron los ritmos y melodías africanas y las usaron como parte de su identidad musical. Gente como Archie Shepp, Pharoah Sanders y The Art Ensemble Of Chicago era la que escuchaba en esa época y todos ejecutaban ritmos africanos. Hay un ritmo original de Nigeria llamado "Nanigo". Es el elemento básico en nuestro "Naningo", una danza que creamos por mera diversión.

JAVIER MORENO: El más grande éxito de Double fue, sin duda alguna, el single "The Captain Of Her Heart" de 1986. ¿Cuál es la historia de la canción? ¿Quién salió con ese pegajoso riff de piano?

KURT MALOO: Después de dos maxi-singles más, "Rangoon Moon" y "Woman Of The World", nuestra nueva casa disquera, Metronome/Polygram, quería que grabáramos nuestro primer LP ya que "Woman Of The World" fue un éxito de ventas. Ya teníamos suficientes canciones como para un LP cuando Félix, baterista y tecladista, compuso una melodía que le había entrado en su cabeza. Era la primavera de 1985 y me contó que estaba en su casa, sentado frente al piano y tocando con las ventanas abiertas, cuando escuchó a un mirlo cantar sobre un árbol del jardín. Félix agarró las dos primeras notas del pájaro, Mi y Sol, y fue desarrollándolas hasta que la melodía del "Capitán" apareció. Después, en el estudio, él tocó la melodía para mí en un sintetizador y aunque sonaba completamente diferente al piano que usaríamos luego en la canción, no me pude quitar la melodía de la cabeza durante todo el día. Felix trabajó en las armonías mientras que yo escribía la letra y grabamos la nueva canción en un día.

JAVIER MORENO: ¡Muy inspirada! Uno puede oír la canción en estaciones de radio de Jazz y adulto-contemporáneas, inclusive en supermercados en los Estados Unidos. ¿Ha sido usada en alguna película o serie de TV?

KURT MALOO: Sí. Fue usada en una película canadiense y también en una telenovela brasilera muy famosa de los ochentas*. La casa de cosméticos L'Oreal la usó en un comercial en Francia y el café Lavazza la usó en Italia. Pero lo más importante es el hecho que "Captain" se convirtió en un clásico de la radio, especialmente en estaciones de Smooth Jazz en todo el mundo.




Maloo: "no me pude quitar la melodía de la cabeza durante todo el día."



JAVIER MORENO: ¿Quién era la "Woman Of The World"? ¿La misma chica que no podía conciliar el sueño después de la medianoche? [en referencia a la letra de "Captain"]

KURT MALOO: No. Ya había escrito "Woman" en el 84 y había sido lanzada en una versión diferente en el maxi-single, antes de que la grabáramos de nuevo para Blue. La mujer, definitivamente, es mucho menor que la que no puede dormir.

JAVIER MORENO: Por tanto las dos canciones son acerca de dos mujeres distintas. ¿Te inspiraste en personas de la vida real?

KURT MALOO: No. Rara vez uso personas reales como modelos para mis canciones. Al menos, no concientemente. Me gusta crearlas y darles una vida virtual.

JAVIER MORENO: En Blue, si no me equivoco, existe una temática recurrente en todas las canciones: romance y viajes a lugares exóticos como Rangún. ¿Se grabó Blue pensando en hacer un álbum conceptual para amantes en vacaciones o miembros del "club de las alturas"**?

KURT MALOO: Ya que escribí todas las letras de Double, era más o menos mi propio estado mental en aquel tiempo. Obviamente, era romántico y estaba listo para viajar a lugares exóticos... ¡y aún lo estoy! [risas].

JAVIER MORENO: ¿Como aquellos lugares que aparecen en la versión "Bollywood" del video de "Captain"? ¿Cuál ha sido el lugar más exótico y fascinante que has visitado?

KURT MALOO: En mi mente, un crucero en la bahía de Rangún. En la vida real, supongo que Death Valley en los Estados Unidos y Baja California en México son dos de los lugares más fascinantes en los que he estado.

JAVIER MORENO: ¿Qué hizo que se separaran los Double?

KURT MALOO: En diciembre de 1986 me mudé de Zurich a París en donde siempre había querido vivir por un tiempo en mi vida, mientras que Felix se quedó en Suiza. Regresé a Zurich para grabar nuestro segundo disco, DOU3LE. En Zurich viví en un hotel como si fuera un turista en mi propio pueblo natal. Fue una experiencia extraña y no me sentí cómodo con la situación ni con el resultado. Cuando volvimos al estudio en 1988 para grabar un tercer álbum, nuestras diferencias musicales ya no eran posibles de ignorar. Creo que [la separación] fue el resultado de dos estilos diferentes de vida que llevábamos. Felix quería trabajar en las grabaciones como si fueran composiciones más complejas, mientras que yo quería regresar y concentrarme en las canciones en sí, tal como lo hicimos en Blue. Era el momento adecuado para decirle adiós a Double, si queríamos seguir siendo amigos.

JAVIER MORENO: Recientemente me enteré que Felix falleció el 2004 de un ataque al corazón. ¿Seguían siendo amigos poco antes de su muerte repentina?

KURT MALOO: Si. Nos habíamos juntado en el estudio de nuevo en 1997 para intentar trabajar después de todos estos años. No nos fue mal, pero sabíamos que no tendríamos material suficiente como para un álbum. Felix trabajaba como editor de una revista en Zurich y estaba muy ocupado ahí, mientras yo había continuado con mi propia carrera musical. Cuando Félix murió en el 2004, pensé que era hora de lanzar algunas canciones de nuestra última sesión como Double. Por eso le pedí a Pit Baumgartner, de DePhazz, que arregle y remixe algunas de las canciones del 97 para mi álbum Loopy Avenue.

JAVIER MORENO: Tu estilo se desplazó hacia un sonido más electrónico y bailable, sin perder lo elegante.

KURT MALOO: Hay mucha más electrónica en Soul and Echo. En Loopy Avenue se usa mucho más el sampleo y es influencia del co-productor Pit Baumgartner.

JAVIER MORENO: ¿Qué haces por estos días? Acabas de lanzar un disco nuevo con muy buena respuesta del público y la crítica.

KURT MALOO: Ahora estoy trabajando en un video para "Day Of The Man With A Heart Of Gold" de mi nuevo disco Summer Of Better Times.

JAVIER MORENO: ¿Estás planeando salir de gira con el nuevo disco?

KURT MALOO: He dado algunos conciertos con el material y quizás salga de gira para más adelante en el año, si encuentro un auspiciador. Ya que las ventas de los CD's han caído tan dramáticamente a nivel mundial, el auspicio de la casa disquera para una gira se ha vuelto más que reservado. [suspira]

JAVIER MORENO: ¿Has pensado ir a los Estados Unidos o a Latinoamérica?

KURT MALOO: Apenas pueda. [sonríe]




Maloo: I saw a copy of "Woman Of The World" maxi-single on eBay a while ago for $400. Incredible!


JAVIER MORENO: Bueno, cuéntanos de tu vida personal. ¿Casado? ¿Con hijos?

KURT MALOO: Si. Estoy casado y tengo una hija de 18 y un hijo de 16.

JAVIER MORENO: ¿Tus hijos están interesados en seguir una carrera musical como la tuya, tan exitosa?

KURT MALOO: No. Ambos quieren ser diseñadores gráficos. Mi hija tiende más hacia el arte y mi hijo más hacia el diseño interactivo. Él toca la batería, pero sólo por diversión.

JAVIER MORENO: La Internet ha causado una gran revuelta, o revolución, en lo que respecta a la distribución y marketing de la música. ¿Cómo ves este entorno para artistas independientes como tú?

KURT MALOO: Actualmente no soy un artista independiente. Estoy bajo el sello Verve Forecast/ Universal Music. Sin embargo, distribuyo independientemente mi LP Soul and Echo de 1995 ya que obtuve todos los derechos después de diez años. ¡Es una bendición! Como artista independiente de pronto tengo acceso a casi todos los canales de distribución importantes de hoy en día. Con las diferentes redes sociales uno puede conectarse con sus admiradores y promocionar su trabajo gratis. Esto es algo nuevo y único. Me encanta. Lo malo es que todo el mundo tiene acceso inmediato a descargas ilegales de tu música por Internet y una generación entera ha crecido sin importarle los derechos de autor. Pagar por música ahora es algo inusual para una gran parte de la población joven. Sin embargo, me gustaría saber cómo se desenvolverán las cosas en un futuro cercano.

JAVIER MORENO: A mi también. Tu música ahora es más accesible que nunca, y a la gente le encanta. Pero, aún no es fácil encontrar una copia del maxi-single de "Rangoon Moon" en buenas condiciones.

KURT MALOO: Lo sé. Aquellos primeros vinilos son rarezas para coleccionistas. Ni siquiera yo tengo una copia del maxi-single de "Woman Of The World". Lo vi en eBay hace poco y estaba a la venta por $400.00. ¡Increíble!








Maloo: "Ya que las ventas de los CD's han caído tan bajo, el auspicio de la casa disquera para una gira se ha vuelto más que reservado."



JAVIER MORENO: Hoy en día, ¿qué artistas encuentras interesantes?

KURT MALOO: Hay muchos artistas locales muy buenos como Peter Fox de Alemania o Just Jack de Gran Bretaña los cuales probablemente no aterricen en ningún lugar del Top 40 mundial, pero no importa. En verdad estoy harto de toda esta histeria de American Idol y la Lady Gaga. Hay mucha música y muy buena en todas partes, sólo que es más difícil de descubrirla que hace 20 años.

JAVIER MORENO: Definitivamente hay mucha buena música, pasada y presente. ¿Por qué crees que es difícil de encontrarla?

KURT MALOO: En verdad porque hay demasiada. El proceso de producción se ha vuelto muy democrático. Hoy en día cualquiera tiene la oportunidad de producir un CD de calidad decente por muy poco dinero. En los setentas y ochentas era otra historia: un estudio costaba tres mil dólares al día y uno no podía producir un disco de buena calidad sonora en ningún otro lugar.

JAVIER MORENO: Me pregunto si podrías enviarle un mensaje a los fanáticos latinoamericanos que siempre se preguntaron quién era el Capitán de su Corazón.

KURT MALOO: El Capitán de su Corazón es el príncipe azul en caballo blanco... o el príncipe negro en caballo negro, que se supone iba a llevarse a la niña joven lejos de su vida simple, hacia un mundo maravilloso y lleno de lujos. Cuando creció, ella siguió esperando por él en lo más profundo de su corazón; a sabiendas que se trataba de sólo un sueño. Renunciar a este sueño es muy doloroso, pero es el precio que la niña tiene que pagar por crecer. Algunas niñas nunca crecen, y muy pocas logran escapar a caballo con su príncipe... 

Busquen a Kurt Maloo en www.doublecity.com y www.kurtmaloo.com 



*Cambalacho (1986). Una telenovela muy graciosa y exitosa del Brasil. "Captain Of Her Heart" fue la canción leitmotif de una de las parejas principales, Thiago y Ana Machadão.
**Milehigh club: para los entendidos y arriesgados que tratan de hacer el amor durante un vuelo comercial.