Translation, Interpreting and Multimedia Services in Oakland, California. Info@CacaoRock.com

Here at CacaoRock we have been translating technical papers, accounting and financial texts, software, immigration certificates, adoption letters, books, movie scripts and official foreign documents for a long time. We even worked translating documents for the military and creating movie subtitles! What is so special about our English to Spanish translations? Our localization skills. Besides our accuracy, we are able to apply to these translations the neutralism of standard Spanish or specific Spanish-speaking countries. For more information about our rates, our previous work experience and how can we help you, contact us via email at Info@CacaoRock.com or visit our ProZ.com profile page.

Listen To CacaoRock Online Radio, our radio station!

 

Support This Radio Station!


Via
PayPal

 

We are on Instagram , Tumblr, and We also have music on 8tracks!

 

Tuesday, July 24, 2012


Los medios, aquellos en los que cada día la gente cree menos, tienden a atacar cualquier trabajo de ficción cuando pasan cosas como el tiroteo en un cine de Aurora, Colorado, poco después de la medianoche del 20 de julio. Nunca se atacarán entre ellos, porque al acusar trabajos de ficción entra a tallar la censura política, el miedo, el horror, la represión.

Pero claro, esos que critican la película de Batman por su "violencia" (porque no es real) consideran que hay otras formas de violencia sin comillas que sí están bien y son adecuadas: mandar jóvenes a una guerra como la de Irak, declarada en base a mentiras, es un ejemplo. El unirse a una pandilla e iniciarse matando a alguien en un robo a mano armada es otro. Y nadie dice que haya que prohibir o regular las armas de fuego, como tampoco nadie cuestiona el hecho de que un joven desquiciado pudiera comprar 6,000 balas por Internet sin más que una tarjeta de crédito y financiado por la ayuda federal que recibía por sus estudios. Así es, usó el dinero de los contribuyentes.

Si el asesino del cine se copió de alguien, no creo que haya sido del Guasón según versiones de lo que dijo durante el tiroteo o a la policía; más bien creo que fue del asesino de Noruega que hizo algo parecido el año pasado, vengándose de la gente que en la escuela lo había tratado muy mal, o del hecho que no podía conseguir trabajo debido a la inmigración desde los países del medio oriente.

El desquiciado del tiroteo del 20 de julio, cuyo nombre no voy a mencionar para evitar que su ya inflada popularidad siga creciendo, va a alegar demencia y seguro va a decir que es el Guasón para salvarse de la pena de muerte, pero a diferencia del Guasón que nunca muere y si muere vuelve a aparecer, creo que le espera la inyección letal por toda la evidencia y planificación.

Yo ya no veo los noticieros porque me asombra la ignorancia o la dejadez de las salas de redacción. Todos acusan a la película o al personaje creado por Bob Kane en 1939, pero nadie discute el hecho de lo fácil que es comprar armas en Colorado, donde cualquiera puede adquirir armas de largo alcance con casi ninguna restricción, y no me extraña que el asesino se haya mudado de California a Colorado sólo por eso (hay límites en los calibres de las armas que se venden en California).

Recordemos que fue en Columbine, Colorado, a 13 millas de Aurora, en donde ocurrió la matanza de Columbine en 1999, con dos chicos vestidos como los personajes de la película Matrix que mataron a 12 personas en una escuela. ¿Cómo compraron esas armas de uso militar? Pues con dinero en efectivo, y para colmo eran menores de edad. ¿Quienes se las vendieron? Ve tú a saber. Es un país capitalista.

La prensa, al dispersar miedo e ignorancia para cubrir la falta de educación que un país como EE.UU. padece desde hace más de 50 años, busca excusas a todo de manera bien fácil, sin considerarse responsable o cómplice de la violencia social. “Ah, fue la película esta, o el comic aquel, porque el asesino lo dijo”. Cuando alguien escucha a un asesino y le obedece luego de que este ha sido arrestado, le está dejando ganar, como Al Qaeda que literalmente creó un nuevo departamento en el gobierno estadounidense y una burocracia mucho más compleja y despilfarradora. Hay gente que no va al cine ahora por temor, igual que en el 2001 cuando se instauró un sistema paranoico-burocrático de seguridad aérea que simplemente es un desperdicio de recursos fundado en el miedo a un frasco de leche materna o a los zapatos o calzoncillos de alguien.

Yo creo que ver y sufrir tanta violencia real, doméstica, bélica, política, etc. afecta más la cabeza de alguien que una película de dos horas. Los fanáticos que murieron esa noche jamás mataron una mosca, y esperaron con fervor el desenlace de una de las mejores puestas en escena cinematográficas de toda la historia. Si el asesino hubiera sido un verdadero fanático de Batman, hubiera ido sin armas (Batman las aborrece), se hubiera sentado a ver la película y de ahí se hubiera ido a su casa a seguir fantaseando frente a su computadora.
Christian Bale (Batman/ Bruce Wayne) y su esposa en el memorial de las víctimas en Aurora, Colorado. Me recuerdan a Batman y Gatúbela de la película, luego de que los fanáticos les pidieran ir a ver a los sobrevivientes del tiroteo. Bale subió sus puntos, y la Warner también.

Al menos ahora la gente está conversando de esto en sus casas, en sus trabajos y con sus amigos, y ojalá algo bueno salga de esto: una legislación y un control más severo a la venta de armas, y una reducción en su volumen de ventas. Es bueno conversar, pero es malo sentir miedo. Cuando la gente y en general los países tienen miedo se arman. Y a más armas, más miedo, como en la guerra fría donde los dos países que derrotaron a Hitler y su demencial máquina de guerra pudieron literalmente haber destruido el mundo con la energía nuclear.

Nada bueno saldrá del miedo que la prensa nos quiere meter en la cabeza (que la culpa es de una película como hace 100 años los libros de romances pervertían las mentes de las mujeres decentes), de la censura que organismos como la MPAA quiere imponer no solo en los cines de EE.UU. sino del mundo, ni mucho menos de lo que un asesino quiere que sintamos: pavor.

Más que pavor, los fanáticos sobrevivientes sentimos pena por los doce caídos, por aquellos seguidores de Batman que, cual Jason Todd como Robin en "A Death In The Family", murieron a manos de un psicópata (que no voy a comparar con el Guasón porque eso es exactamente lo que este sujeto quiere).

Pero en fin, vi la película The Dark Knight Rises y me gustó -quizás no tanto como la del 2008 con Heath Ledger haciendo de Guasón- y estoy seguro que los que murieron también les hubiera gustado, como buenos fanáticos. Ellos hubieran querido ver el final de la trilogía del caballero oscuro, del símbolo de la esperanza que Ciudad Gótica tuvo durante sus más difíciles momentos, y los sobrevivientes lo llegamos a ver por ellos. Los muertos hablan y nos dicen que la función debe continuar, porque el cine es fantasía, escapismo, no realidad.

0 comments: