Translation, Interpreting and Multimedia Services in Oakland, California. Info@CacaoRock.com

Here at CacaoRock we have been translating technical papers, accounting and financial texts, software, immigration certificates, adoption letters, books, movie scripts and official foreign documents for a long time. We even worked translating documents for the military and creating movie subtitles! What is so special about our English to Spanish translations? Our localization skills. Besides our accuracy, we are able to apply to these translations the neutralism of standard Spanish or specific Spanish-speaking countries. For more information about our rates, our previous work experience and how can we help you, contact us via email at Info@CacaoRock.com or visit our ProZ.com profile page.

Listen To CacaoRock Online Radio, our radio station!

 

Support This Radio Station!


Via
PayPal

 

We are on Instagram , Tumblr, and We also have music on 8tracks!

 

Thursday, March 4, 2010


Best (D.V. More, 2006)
Vamos A La Playa (Teldec, 1989)

RIGHEIRA

En verdad jugar a la nostalgia o a pretender que todo tiempo pasado fue mejor es un handicap. Siempre ha habido excelente música aquí y allá, en todo punto de la línea de tiempo que intenta abarcar la historia de la música popular. Aunque soy honesto al afirmar que la calidad de la música popular difundida por los medios se ha estado yendo por el inodoro de manera veloz y contundente desde 1994.

Pero 9 años antes del 94 había un dúo italiano llamado Righeira que anotó dos goles en los ránkings europeos y latinoamericanos con "Vamos A La Playa" y "No Tengo Dinero". Dos canciones en español cantadas con un acento italiano fuerte, armonioso y agradable al oído. Sinceramente creo que el italiano es un mejor idioma para la música que el español, eso es un hecho. Cualquier cosa suena mejor en italiano, hasta un policía dándote una multa por pasarte una luz roja.

Righeira es un dúo simpático y hasta ahora no ha perdido aquel encanto para ser escuchado en una playa del Mediterráneo, rodeado de chicas en bikinis azules, gafas de sol gigantes y sombreros muy a la moda (me viene a la mente "Mamma Maremma" de Umberto Tozzi, obviamente). Al menos esa es mi fantasía y mi derecho de tener al pop italiano tan cerca de mi corazón. Porque el verano perfecto lo sigo buscando y estoy seguro que la música de dichas playas es la de Righeira. Aunque seamos honestos, su música no es la mejor del mundo. De que tienen estilo lo tienen, pero algo les faltó para haber podido llegar a ser un fenómeno más duradero. Bailaban con los pies en la tierra, eso sí.

Para algunos su música puede ser chatarra, y si es considerada "chatarra", por favor piensen en comida chatarra: grasienta, mala para el sistema circulatorio y cargada de azúcar como para convertir a cualquier diabético en postre de caníbales. Pero, ¿quien dice que no nos gusta? Al igual que Burger King,  las pocas canciones de Righeira que fueron éxitos esta por todas partes, y la gente niega que les gusten o les parezcan buenos. Pero bien que de cuando en cuando cantan "No Tengo Dinero" de la misma forma que se empujan para dentro un Whopper doble con queso. Grasienta, sabrosa y potente.

 

Righeira está formado por Stefano Rota y Stefano Righi, ambos de Torino, y fueron producidos por los hermanos Carmelo y Michelangelo LaBionda (que nos han dado maravillas como "Burning Love" de D.D. Sound). "Vamos A La Playa" fue su primer éxito, el cual tuvo a toda Europa cantando en español. La canción, aunque mediocre en composición y performance, logró triunfar en las radios debido a su estribillo pegajoso, que hasta ahora se puede reconocer entre los latinos y europeos de habla italiana que pasan de los cuarenta. Parafraseando al periodista César Hildebrandt, "Vamos A La Playa" fue un chicharrón musical. Chicharrón, pero bueno. "No Tengo Dinero" vino después y creo que fue su mejor canción: sintetizadores a todo volumen, batería programada, una estructura muy simple en sus estribillos y, sobre todo, un par de voces cantando al unísono lo jodido que es estar sin plata y ver cómo otros la pasan de maravilla.  Cuando ambos gritan con furia en el coro que no tienen dinero, uno se lo cree: esta canción debió haber sido escrita cuando el dúo la pasaba mal y el hambre, la ambición y la envidia atizaban el deseo de lograr el éxito total. Para los salseros interesados, Frankie Ruiz abordó un tema similar en "Cómo Lo Hacen".

Pero Righeira también tiene otras pegajosas: "Luciano Serra Pilota" lleva el nombre de una película  de guerra de los años 30 del periodo fascista, y es un tecno rápido y directo, con un bajo sintetizado acelerado en donde los chicos de Righeira se lucen contando una historia de aviones y batallas durante la guerra ítalo-etíope. ¿Será una declaración política del dúo o simplemente una ironía? Es lo de menos. Righeira no busca dividir sino juntar a la gente en pistas de baile o, por lo menos, alrededor de un estéreo. Sus canciones son de fiesta y juventud, como "Italians A Go Go" e "Innamoratissimo".

Righeira perdió momentum, torque, presión, hacia 1986 con "L'Estate Sta Finendo" y, como el verano, también acabó el éxito del grupo. Por lo que veo en la internet, siguen activos, tocando música bailable para inspirarnos a ir a la playa ya que no tenemos dinero. Con Righeira se musicalizaron muchos romances en muchas playas en el Mediterráneo y en Sudamérica, y esperemos que la música continúe, buena o mala, pero suya.

1 comments:

Alejandra said...

Como siempre, me sorprendes!!!