Translation, Interpreting and Multimedia Services in Oakland, California. Info@CacaoRock.com

Here at CacaoRock we have been translating technical papers, accounting and financial texts, software, immigration certificates, adoption letters, books, movie scripts and official foreign documents for a long time. We even worked translating documents for the military and creating movie subtitles! What is so special about our English to Spanish translations? Our localization skills. Besides our accuracy, we are able to apply to these translations the neutralism of standard Spanish or specific Spanish-speaking countries. For more information about our rates, our previous work experience and how can we help you, contact us via email at Info@CacaoRock.com or visit our ProZ.com profile page.

Listen To CacaoRock Online Radio, our radio station!

 

Support This Radio Station!


Via
PayPal

 

We are on Instagram , Tumblr, and We also have music on 8tracks!

 

Monday, December 7, 2009


Hay una tumba sin cruces en la autopista Altamont al norte de California que anuncia a los cuatro vientos que hace cuarenta años, sucedió la "peor tragedia en el Rock And Roll"; ésto entre comillas porque todos sabemos, cuarenta años después, que la peor en realidad fue el asesinato de John Lennon. Las comillas van porque hace cuarenta años, la peor tragedia en el Rock and Roll fue el concierto gratuito de los Rolling Stones en California, un intento de copiar el festival de Woodstock con Grateful Dead y los Jefferson Airplane de teloneros.

Cuatro meses antes, el festival de Woodstock –al cual los Stones no asistieron- dio un mensaje al mundo de paz, amor y música; pese a que la organización del festival estuvo lejos de ser perfecta y las cantidades de drogas consumidas fueron de niveles medibles por toneladas. En aquel festival, 400,000 almas amontonadas en Bethel, Nueva York, detuvieron al mundo por un fin de semana y; pese a que se reportaron muertos por sobredosis y demás, la contracultura hippy no se esperaba un descenlace tan trágico como el asesinato de Meredith Hunter, un asistente al show de los Stones, por miembros de la pandilla Hell's Angels, contratados por los Stones (o, bueno, por el mánager de la gira) para ofrecer "seguridad", entre comillas.

Los ánimos estaban caldeadísimos aquel anochecer del sábado 6 de diciembre de 1969, cuando Mick Jagger y compañía saltaron al escenario. Los Hell's Angels ya habían dado una soberana paliza a Marty Balin, el vocalista de Jefferson Airplane. La paliza no fue porque dentro de 12 años sacaría una canción llamada "Hearts", sino porque el mismo Balin había hecho un pedido de calma tratando de separar una pelea en el escenario. Balin devolvió puños también, pero él salió perdiendo a la larga: No pudo tocar con los Airplane.

Meredith Hunter, temeroso de que la situación empeore, supuestamente se dirigió a su auto para agarrar su revólver en caso de que algo malo le pase a su novia o a él. Durante la interpretación de "Under My Thumb", uno de los Ángeles creyó que Hunter iba a dispararle a Jagger y se le abalanzó apuñalándolo varias veces. Hunter, poco después, expiró. Jagger nunca se lo perdonó a sí mismo y esto se puede ver cuando mira una y otra vez el filme del concierto y el apuñalamiento en la película Gimme Shelter. La versión de los Angels establece que Hunter ya había avisado que iba a dispararle a Jagger y que ellos lo apuñalaron y golpearon hasta matarlo para evitar una catástrofe mayor.

Con la muerte de Hunter (y de otros dos más atropellados en aquel fatídico día) no sólo murió el sueño de la contracultura: se iniciaron los setentas con todo su arcoiris de contradicciones, logros y fracasos. La misma juventud que pedía un cambio en Monterrey y Woodstock se dejó llevar por las drogas y por una dejadez tan profunda que conllevó a la reelección de Nixon, al bombardeo de Cambodia en la navidad del 72 y, en general, a una mediocridad inmensa. Al final parecía que todo el movimiento Hippy y el Verano del Amor fue una orgía de sexo, drogas y rock and roll sin ningún propósito para cambiar al mundo y hacer de éste un mejor lugar para vivir. Y nadie se cuestionaba en qué había quedado ese propósito noble. El fin de la Era de Acuario, que la Luna estaba en Escorpio… fueron solo frases astrológicas de excusa para justificar una violencia inesperada y brutal. El mismo tipo de excusa que dieron los Angels para justificar el uso de tacos de billar: "nos estaban arruinando las motocicletas, y si nos tocan las motocicletas, se jodió todo". Los mánagers de los Rolling Stones no debieron nunca haber contratado a los Ángeles del Infierno como seguridad; es más, eso de contratar servicios de seguridad que no sean oficiales (como la policía) siempre me ha dado mala espina. A miles de millas de distancia, en Londres, Allen Klein estaba contando sus ganancias como mánager de los Stones y futuro mánager de los Beatles. Los Stones poco después lo mandarían a rodar.

Se venían tiempos oscuros. Diciembre de 1969 es considerado como el inicio de una de las etapas más tristes en la música popular: poco después los Beatles anunciarían su desbande, Jimi Hendrix y Janis Joplin morirían de sobredosis, y una corriente nueva, el intimismo, liderada por James Taylor y Carole King, aparecería como opción válida para los que ya se habían aburrido de ruidos estruendosos como los de Deep Purple o Black Sabbath. La masacre de estudiantes en Kent State protestando contra la guerra de Vietnam estaba a varios meses de distancia, y esa también sería una tragedia, por supuesto.


Altamont fue el inicio de la era de las catástrofes en los eventos masivos por negligencia, avaricia, o por ahorrarse unos pesos. Se organizó un festival en un sitio, para luego ser cambiado a otro a cuatro días de anticipación. Se pusieron muy pocos baños portátiles (pensando en 30,000 personas cuando en verdad se aparecieron 300,000), un sistema de sonido pésimo, un escenario y un público rodeados de automóviles estacionados en círculo... y al final, después de la debacle, todos  los involucrados se terminaron o acusando los unos a los otros o negando el haber sido informados.

¿Creen ustedes que 40 años es mucho tiempo y que los eventos organizados así de mal han quedado en la historia? Les tengo dos palabras clave: "Cromañón" y "Utopía." Ustedes saben de qué hablo.

Cambiar al mundo con un festival, un disco o una película es imposible. Se ha demostrado también que cambiarlo uno solo también lo es. Sin embargo, cada uno puede contribuir un poco y hacer que por lo menos cambie de rumbo de una forma u otra. Uno puede cambiar el mundo pero primero tiene que cambiar uno mismo.

Los que no cambian son los Stones: cuarenta años después de Altamont, Ron Wood es arrestado por intentar estrangular a su novia, una modelo rusa increíblemente bella. Mi opinión es que de ésta él no se salva y puede quedar hasta vetado de los Rolling Stones. Éste no fue un arresto por drogas, o alcohol, o por conducir ebrio o intentar meterle mano a la esposa del primer ministro canadiense, que en verdad son arrestos pues, menores y hasta cierto punto celebrables en el rock and roll. Ronnie ha entrado en la categoría de esposos/novios hipercelosos/abusivos a la cual pertenece gente como Jackson Browne o Chris Brown. En verdad, uno nunca sabe qué puede pasar con los Rolling Stones, así que hacer pronósticos está de más.



4 comments:

Piero said...

Altamont significó el final de la década del 60.
Comparto Javier contigo de que Los Rolling Stones no debieron haber actuado mas que era un Festival al aire libre y Los Angeles de Infierno (Hell´s Angels) demostraron su prepotencia no solo con el público que asistió sino con uno de los integrantes de Jefferson Airplane: Marty Balin.
Las aguas estaban demasiado movidas cuando ocurrió todo esto el ambiente se volvió igual de negro como la noche y el tipo que tenia el arma iba a cometer una atrocidad en plena actuación de Los Stones en la canción Under My Thumb que tengo entendido que la dejaron de tocar por varios años a raíz de estos bochornosos incidentes. Incluso en un momento Mick Jagger les pide al público que se tranquilicen pero ya los ánimos estaban exacerbados cuando tocaban Sympathy For The Devil. Toda esa locura de música, la gente enloquecida por los excesos de alcohol y drogas marcaron el final de la década del 60 mientras Mick Jagger contemplaba una y otra vez lo que había ocurrido con Meredith Hunter mientras Los Hells Angels lo apuñalaban.
Que habra pensado Mick en ese momento el tipo tenia intenciones de cometer una atrocidad mayor, fue detenido pero todo esto propicio un cambió de década bastante oscuro. El sueño de la década prodigiosa habia terminado.
Solo quedaba el recuerdo de un Festival de Altamont marcado por la tragedia y la prepotencia de Los Hell Angels.

Luis Guadalupe said...

Hola Javier. Muy bueno tu post.

En efecto, este concierto terminó con el sueño de los 60's, y con ese ideal de un mundo de paz, amor y música.

Lo peor que los Stones pudieron hacer fue contratar a los Hell's Angels, ya que su prepotencia era mas que ofensiva. Y los resultados finales fueron los que se impusieron y lo que quedó de ese festival: un muerto.

Un gran abrazo.

LUCHO

Gustavo said...

no les parece que hay que hacer una revisión del rock como supuesto movimiento de un cambio? porque el tiempo deja mal parados a las intenciones, a artistas y al público.
Y sin embargo se le siguen perdonando boludeces por tiempo indeterminado a esos artistas y al público en general porque el rock no se toca.

Llegué al rock porque no solo veía un ambiente rebelde en donde englobar mis pensamientos adolescentes, sino porque la música era revolucionaria, y a medida que pasaba el tiempo conocía cosas que dentro de un mismo formato siempre me sorprendía.

Hoy me pasa que solo en el indie veo cosas novedosas que me hacen disfrutar y no es música para que todos al unísono cantemos el estribillo, para que sacudamos la cabeza o saltemos en el pogo. Porque esas cosas que quedan del rock mainstream ya hace rato que es un lugar común y en verdad aburren, así como los desbundes de García y el vamo los Redo, los festivales de Woodstock, Altamont -cosas que marcaron una época- pero que hoy no dicen nada en la cabeza y la realidad de la gente.

Es lo que te decía al principio, el tiempo a veces es tirano con las cosas del pasado porque recordamos infantilismos que hoy son inaceptables. Y en el caso de Altamont bueno vos lo explicas muy bien.

Anonymous said...

He visto varias veces la pelicula Gimme Shelter, que como documento historico me parece de un valor y sensibilidad notables. A mi tambien me espeluzno aquel bochornoso concierto. Yo sí ví la pistola de Meredith Hunter y cómo apuntaba directamente al escenario. Se ha hablado mucho del comportamiento animal de los Hell´s Angels, pero muy poco de qué hacía aquel joven vestido de forma estridente, a pie de escenario y apuntando al grupo. ¿alguien sabe la historia de lo que realmente hay detras de eso? Meredith Hunter aparece en primer plano de foco cuando los Rolling han terminado de cantar "Under my Thumb", los que habéis visto la película le habéis visto cómo va vestido, parece el blanco perfecto para llamar la atencion, y sí tiene un revolver en la mano. Ya he visto cómo un Hell´s le apuñaló con saña por la espalda, pero lo que no entiendo es qué se proponía Meredith Hunter.
Creo que los Rolling tuvieron q hacer un esfuerzo enorme para sobreponerse a aquel horror,y que felizmente se sobrepusieron.solo hay que verlos en el Big Bang Tour a sus 60.