Translation, Interpreting and Multimedia Services in Oakland, California. Info@CacaoRock.com

Here at CacaoRock we have been translating technical papers, accounting and financial texts, software, immigration certificates, adoption letters, books, movie scripts and official foreign documents for a long time. We even worked translating documents for the military and creating movie subtitles! What is so special about our English to Spanish translations? Our localization skills. Besides our accuracy, we are able to apply to these translations the neutralism of standard Spanish or specific Spanish-speaking countries. For more information about our rates, our previous work experience and how can we help you, contact us via email at Info@CacaoRock.com or visit our ProZ.com profile page.

Listen To CacaoRock Online Radio, our radio station!

 

Support This Radio Station!


Via
PayPal

 

We are on Instagram , Tumblr, and We also have music on 8tracks!

 

Sunday, July 1, 2007


Transistor Blast

(Cooking Vinyl/TVT Records, 1998)

XTC

Paciencia es una palabra de uso frecuente en la relación entre el grupo británico XTC y sus fanáticos. No sólo porque en más de 20 años ha ofrecido apenas una decena de álbumes originales (suma que exime los discos recopilatorios), sino porque la banda -con algunos desacuerdos que han propiciado la salidad de integrantes- se niega a participar de los principios básicos que deben regir la existencia de todo rock and roll star. Es decir, XTC no anda de gira, no fatiga los charts de discos sencillos, apenas si se deja seducir por el video-clip, sus miembros no tienen madera de clowns ni de mesías y su música -abundante en agudos filos de barroco pop y letras agridulces- exige una condición inusual en estos días: ser escuchada, no oída.

Tal antigregaria naturaleza provocó que a mediados de esta década XTC se lanzara, en palabras de Andy Patridge, a "una huelga de cuatro años" para quitarse de encima a la compañía discográfica Virgin, que, desinteresada en la banda, estaba arruinándola con lenonas cláusulas contractuales, tratando de que se dejara de exquisiteces y entrara de una vez al redil del Top Ten.

Pero la felicidad no llegó con el fin de esa relación que duró 20 años. En el último tramo del litigio, Partridge se divorció, lo que -del lado bueno- le provocó prolijo periodo de escritura, el guitarrista Dave Gregory (que había sustituido al efectivo y efectista Barry Andrews, cuando éste se marchó a otro lado con sus teclados de juguete en 1979) se cansó de la reclusión y de estar tocando material ajeno por lo que también dijo adiós y, como la cereza del pastel, Chris Difford, compositor y guitarrista de Squeeze, le prestó a XTC su estudio de grabación -sin límite de tiempo- para que allí se grabara un nuevo álbum y poco después, cobrándose a lo chino, les robó las cintas.

A otra pareja de músicos sucesos semejantes la habrían puesto al borde del truene, o por lo menos del diván del psicoanalista. Pero XTC es más fuerte, no porque detrás de su imagen de caballeros de Swindon se oculte un Mr. Hyde, sino porque sencillamente Partridge y Moulding ya están curtidos (el espacio es insuficiente, pero la historia negra de XTC registra álgidos momentos durante la grabación de Skylarking, de 1986, donde Todd Rungren, productor, y el autor de When You´re Near Me I Have Difficulty se evitaban en el estudio; o bien la deserción del baterista Terry Chambers, convencido de que sus compañeros de grupo nunca lo iban a ser de sus farras cerveceras).

Es así que allanando el terreno para un glorioso, acústico y orquestal retorno con Apple Venus, Volume I (Cooking Vinyl/TVT Records), que en las tiendas estará el 23 de febrero, XTC ha lanzado al mercado un documental histórico ("o histérico", Partridge dixit) que permite conocer el sonido en directo de la banda: Transistor Blast. The Best of the BBC Sessions (Cooking Vinyl/TVT Records), discreta y original cajita con forma de radio de transistores que alberga cuatro álbumes que exhiben el crecimiento de XTC en seis años de giras - 1977-1982- , así como de presentaciones grabadas ante auditorios conformados por ingenieros de sonido y algún locutor (privilegios que da la vida).

La discografía oficial de XTC no había recogido más que un puñado de temas en vivo como lados B de algunos sencillos, y en hoy inencontrables álbumes grabados en albores de la new wave (sin contar los casi clandestinos BBC Radio One Live in Concert [Windsong, 1992] y Drums and Wireless), por lo que Transistor Blast cubre esa carencia no con carácter cronológico pero sí con un vigor excitante: hay que escuchar en el disco 1978/79 Live in Concert Recordings la interacción entre la batería de Chambers y los extrañísimos teclados de Andrews con la voz crispada de Moulding en Crosswires; la temeridad de Partridge en el solo de guitarra en I"ll set myself on Fire, su disléxica deconstrucción a All Along the Watchtower (de papá Dylan)... y todo esto cuando XTC apenas tenía 15 meses de haberse integrado.

Con el tiempo, igual que le sucedió a The Beatles, el vigor juvenil se bifurcó en dos tendencias bien advertibles: de un lado, la sátira, la burla tendida en un terreno con torcidos y funcionales cimientos rítmicos (a cargo de Partridge), y del otro una pastoral contemplación de la condición humana (bajo la resposabilidad de Moulding). Quién sabe si los elementos individuales serían más valiosos que su adición, pero lo cierto es que ésta ha funcionado de maravilla: el equilibrio de XTC ha producido discos que no se pueden desasociar de la historia del rock más inteligente y acercarse entonces a los dos discos de Studio Sessiones, deja entrever que a diferencia de los fab four, XTC ha construido discos en estudio no con artilugios tecnológicos, sino artesanales. En esta caso, el registro va de 1977 a 1989, es decir: de White Music a Oranges & Lemons, y no hay baches en el sonido: el grupo acomete con fervor poseso lo mismo algunos de sus grandes éxitos (si es que tal término se puede aplicar en la vida XTC) como Life Begins at the Top, The Meeting Place, Ten Feet Tall, Respectable Street, This is Pop y Making Plans for Nigel, que otras deliciosas piezas que nunca fueron vox populi: Beatown, Radio´s in Motion, Neon Shuffle, Newtown Animal in a Furnished Cage y la elíptica Roads Girdle the Globe. Live in Concert Hammersmith Palais 22.12.80, en tanto, permite recuperar el BBC Radio One Live in Concert, cuando ya el grupo no era abridor sino estelar y su auditorio conocía las canciones y hasta las coreaba con plausible furor.

El último disco de XTC en estudio - Nonsuch- apareció hace siete años. El periodo de silencio se romperá el próximo 23, y ciertamente los admiradores de la banda no necesitábamos que alguien nos recordara lo grandiosa que ésta ha sido, pero no se puede negar que Transistor Blast es una magnífica oportunidad para darle sentido a la memoria.



Jesús Quinteros, México D.F., Marzo de 1999




0 comments: