Translation, Interpreting and Multimedia Services in Oakland, California. Info@CacaoRock.com

Here at CacaoRock we have been translating technical papers, accounting and financial texts, software, immigration certificates, adoption letters, books, movie scripts and official foreign documents for a long time. We even worked translating documents for the military and creating movie subtitles! What is so special about our English to Spanish translations? Our localization skills. Besides our accuracy, we are able to apply to these translations the neutralism of standard Spanish or specific Spanish-speaking countries. For more information about our rates, our previous work experience and how can we help you, contact us via email at Info@CacaoRock.com or visit our ProZ.com profile page.

Listen To CacaoRock Online Radio, our radio station!

 

Support This Radio Station!


Via
PayPal

 

We are on Instagram , Tumblr, and We also have music on 8tracks!

 

Saturday, June 23, 2007


A Night At The Opera (Hollywood Records, 1975)
A Day At The Races (Hollywood Records, 1976)

QUEEN

Hé aquí dos álbumes del grupo Queen cuyos títulos celebraban dos grandes películas de los hermanos Marx aparecidas hacia cuarenta años de sus respectivos lanzamientos: A Night At The Opera (1935) y A Day At The Races (1936). Carátulas casi iguales con un fondo blanco y otro negro, dando a entender una conceptualidad entre ambas obras. Ying y Yang, o algo así.

En 1975 Freddie Mercury y Brian May se encontraban en el tope de su creatividad y A Night At The Opera trajo obras maestras como "Death On Two Legs" y "Love Of My Life". Pero el gran éxito de este acetato fue el magistral tema "Bohemian Rhapsody", de impecable y barroca producción y arreglos hasta ahora insuperables. Ocupó el número uno de las listas británicas por nueve semanas seguidas y ya había gente que lo consideraba como la mejor canción de la historia, el single de la década y cosas por el estilo. El single fue un exito apabullante en 1976 y lo fue más en 1992 después de la sensible desaparición de Mercury y de la inclusión del tema en la mediocre película Wayne´s World.

He aquí, pues, el álbum de donde viene tamaña canción y muchas otras casi tan buenas como You´re my Best Friend, compuesta por John Deacon y que de no incluir la frasesita "In rain or shine you´ve stood by me, girl" la canción sería un himno de la comunidad gay. Me atrevo a suponer que la palabra girl no estaba incluída en la versión original y que tuvo que ser añadida por problemas con la censura; aunque los Queen siempre supieron burlarse de ella de muchas formas. Mercury incursiona en el charleston post Primera Guerra con Seaside Rendes-vouz y en un homenaje a las antiguas comedias musicales u operettas con la breve Lazing On A Sunday Afternoon. May presenta la deslumbrante mini opera The Prophet´s Song donde los juegos de voces se hacen cada vez más intrincados a medida que avanza la canción cual catástrofe profetizada. La gran celebración llega al final del álbum, cuando termina Bohemian Rhapsody y Brian May ejecuta el himno de Inglaterra, God Save The Queen, muy agradecidos con la tierra que los vio nacer y haciendo conocido nuevamente un canto oído un siglo atrás en muchas colonias en Asia y en África (Zanzíbar fue el país africano donde nació Freddie Mercury).

A Day At The Races es, como dimos a entender al inicio, estructuralmente muy parecido a A Night At The Opera. Brian May abre el disco con Tie Your Mother Down, un rock and roll estridente y gustoso muy digno de Queen que fue usado en muchos de sus conciertos como obertura. Mercury no se queda atrás y logra arrancar lágrimas entre los que están al frente del tornamesa con dos canciones llenas de sentimiento, You Take my Breath Away y Somebody To Love, de fuerte influencia gospel y quizás la mejor interpretación vocal de Mercury, May y Taylor en toda la historia del grupo. The Millionaire Waltz tiene una estructura parecida a la de Bohemian Rhapsody pero es, digamos, más positiva. En medio de la canción, la simpática labor de May con su guitarra eléctrica tocando en 3/4 da un toque humorístico que raya en el Vodevil. Entre 1975 y 1976 Queen dominó los rankings de Inglaterra, Estados Unidos y Japón, además del resto del mundo. Inigualables, ningún otro grupo con voces grandiosas (como Yes o Uriah Heep) pudo superarlos en tamaño éxito de público y crítica.

Algunos medios de prensa, sin embargo, pusieron su cruz en Queen debido a la mala disposición de Mercury para las entrevistas y al pretencionismo de May cerrando conciertos con el himno británico. Estos dos discos dan fiel prueba de que Queen era mucho más que simples poses y actitudes escandalosas; las cuales solamente demostraba tener dentro del escenario. La música de los dos acetatos está perfectamente escrita, las voces son formidables y la calidad de la producción es, sin duda, sobresaliente.


0 comments: