CacaoRock Online Radio

 

Can't play the radio or using Google Chrome? Click HERE!

Schedule
(please adjust to your local time)

See our calendar HERE

 

If there is no program shown, we are playing our daily dose of random Rock N' Funk!

World Clock

 

 

We are on Instagram , Tumblr, and We also have music on 8tracks!

 

Thursday, June 7, 2007



Sé que no puedo dejar de expresar mi admiración por cuán obsesionado estuve con este grupo, porque hasta ahora no me explico la razón. Fue quizás la perfección sónica, o la casualidad de que en 1989, Don Gerardo Manuel presentara el "video" de la canción "Time" en su programa Disco Club. "Video" va entre comillas porque se trataba no del video de "Time," sino del de la canción "Eye In The Sky." Alguien había cambiado la canción y dejado las impresionantes imágenes de animación.

Lo seguiré diciendo: Alan Parsons Project no fue una banda con un éxito rotundo ni tampoco tuvo buenos comentarios de la crítica especializada. Pero eso es lo de menos cuand canciones como "Time" llegan y se meten en la cabeza de uno y por más que uno trate, no se la pueda quitar de encima. Ya no importa si Parsons haya sido un genio o un mediocre. Su canción llegó para quedarse.

Entonces llegamos a la conclusión de que la música es terriblemente subjetiva. Lo mejor del trabajo de Alan Parsons y Eric Woolfson no es ni positivo ni alentador en ninguna forma. Son melancólicas y muy entradas en filosofía, semiótica y ciencia aplicada, si es que vamos a hablar de lírica. Los arreglos orquestales de Andrew Powell son más bien del tipo funesto; aunque en "Old And Wise," por más pesimista que la canción sea, el propio arreglo haga que al final el tema se vuelva positivo y optimista para el futuro.

Es decir, las canciones de Parsons pertencecen a los mil recovecos de la mente. Representan el lanzamiento de un cohete al espacio con uno mismo dentro y, luego de estar orbitando y ver la tierra desde miles de kilómetros arriba, el corazón y cabeza empiezan a funcionar de otro modo. Parsons fue para mí una revelación de que hay vida después del rock mediocre, aún siendo él mismo parte de esa mediocridad con canciones francamente malas que aparecieron posteriormente al Best Of. Para otros adolescentes de mi época, aquella revelación pudo haber sido cualquier artista del momento, o bandas mucho más místicas como The Smiths, The Cure o Echo and The Bunnymen. En la actualidad, quizás alguna chica de 16 años oiga las grabaciones de Kyle Minogue de la misma forma que yo percibí los discos de Alan Parsons. Magistrales, personales, subjetivos.

Yo me subí al módulo de Parsons en el verano de 1990 al comprar este cassette. Para 1991 ya tenía todos sus cassettes, adquiridos o copiados. Del mismo modo que lo hice con Police antes de Parsons y posteriormente con Steely Dan, viví una obsesión feliz. Ahora, años después, extraño el ser un chico obsesivo y Parsoniano. Extraño a mi querida Macarena, hastiándola con mis comentarios de la banda y, más importante que nada, extraño el ser yo mismo, pero más alocado. Aquella emoción quedó en el pasado y de vez en cuando, cuando vuelvo a poner el CD en el reproductor, vuelvo a los dieciséis con "Games People Play," "Psychobabble" y porsupuesto, "Time," quizás la canción más romántica que jamás he escuchado.

Parsons se luce en todos sus discos; exceptuando algunos bajones después del lanzamiento de esta colección de grandes éxitos. Parecía que su especialidad eran los Concept Albums, después de haber trabajado con gente como Pink Floyd en Dark Side Of The Moon, Wings, Al Stewart y Pilot.

0 comments:

Disclaimer

This is not your common radio station and we're 100% sure you won't find anything like this anywhere else. CacaoRock Online Radio is a non profit online radio station.

Copyright Disclaimer under Section 107 of the copyright act 1976, allowance is made for fair use for purposes such as criticism, comment, news reporting, scholarship, and research. Fair use is a use permitted by copyright statute that might otherwise be infringing. Non-profit, educational or personal use tips the balance in favor of fair use.