Translation, Interpreting and Multimedia Services in Oakland, California. Info@CacaoRock.com

Here at CacaoRock we have been translating technical papers, accounting and financial texts, software, immigration certificates, adoption letters, books, movie scripts and official foreign documents for a long time. We even worked translating documents for the military and creating movie subtitles! What is so special about our English to Spanish translations? Our localization skills. Besides our accuracy, we are able to apply to these translations the neutralism of standard Spanish or specific Spanish-speaking countries. For more information about our rates, our previous work experience and how can we help you, contact us via email at Info@CacaoRock.com or visit our ProZ.com profile page.

Listen To CacaoRock Online Radio, our radio station!

 

Support This Radio Station!


Via
PayPal

 

We are on Instagram , Tumblr, and We also have music on 8tracks!

 

Saturday, June 9, 2007


The first eight Chicago albums on Columbia Records.

Iba a hacer un simple comentario sobre el primer álbum de Chicago Transit Authority, la banda que capturó la mayor cantidad de fans en el jazz rock y tuvo la desgracia de convertirse en un mero remedo de música para elevadores a inicios de los ochenta.

Pero resulta que la obra de Chicago a inicios de los setenta es tan grande y portentosa que es mejor mencionar los ocho primeros álbumes lanzados por la Columbia hasta antes de la primera compilación: Chicago IX - Greatest Hits. En estos discos se nota un verdadero liderazgo de Robert Lamm, principal compositor, cantante y tecladista, conduciendo ideas muy creativas y letras cargadas de política que quizás le hayan costado a la banda el nombre original, al ser amenazados por un juicio por la verdadera Autoridad de Transportes de Chicago y el alcalde de la ciudad. El nombre se cambió a regañadientes, pero el nombre del primer álbum sigue siendo CTA.

Tenían ideas políticas claras (de izquierda) porque eran estudiantes de la Universidad DePaul que tocaban jazz. Jazz y radicalismo siempre han ido de la mano. El germen de la banda era una sección de vientos conformada por Walter Parazaider, James Pankow y Lee Loughnane, ensamblados con la guitarra de Terry Kath, la batería de Danny Seraphine, el bajo de Peter Cetera y el piano de Lamm. En 1968 el grupo se mudó a Los Angeles y James William Guercio, un productor/mánager de primer nivel, los hizo firmar para Columbia Records en una movida musical audaz: un debut doble.

The Chicago Transit Authority fue el primero y el mejor, en nuestra opinión. Jamás un grupo pudo haber ofrecido tanto en un inicio para veinte años después caer en la mediocridad más profunda de la música light facilista y aburrida. Los acostumbrados a reconocer a Chicago como un grupo de baladas melosas para frustrados tienen que quitarse esa idea de la cabeza al escuchar este primer album doble del septeto. Aquí no hay adefesios como "No Tell Lover" o "Hard To Say I'm Sorry." Esas estan en otros discos que no vamos a mencionar.

En 1969 la diferencia era que la sección de vientos era más agresiva y fresca y Peter Cetera no era más que un bajista-vocalista que cumple a cabalidad su rol dentro de un grupo de jazz-rock que agradece mucho el empujón dado por Miles Davis con In A Silent Way (CBS) el mismo año. Robert Lamm (voz, piano y composiciones principales) destaca con su irónica visión de la sociedad moderna con "Does Anybody Really Know What Time It Is?" y su romanticismo ingenuo confundido en "Beginnings." El primer disco fue adorado por los hippies.

La banda demuestra su fuerza y pegada en "Southern California Purples" y en el alborotado cover de Spencer Davis Group "I´m A Man." Terry Kath, el fenecido guitarrista, ofrece todo lo que una guitarra eléctrica puede hacer con un amplificador estridente en un solo llamado Free Form Guitar, que bien podría ser considerado de relleno (creo que con solo dos minutos, en vez de seis, hubiera sido suficiente para apreciar la calidad de una Fender, pero estamos hablando de Art Rock aquí).

La virtud de Chicago al inicio fue también considerada como un defecto por sus críticos: su pretencionismo exagerado. Y es que Chicago se jactaba de ser muy creativo y trabajador, y de hecho lo era.

Chicago II (también conocido simplemente como Chicago) fue el LP que los puso en vitrina después del cambio de nombre con una suite llamada "Ballet for A Girl in Buchannon," de donde "Colour My World" fue el éxito más fuerte.

Chicago III fue doble también y sólo los hizo más populares y los discos de la banda eran oídos por gente cuyos gusto por el jazz y los experimentos en el funk y rock eran tan intensos como sus ideas políticas.

Chicago IV - Live At The Carnegie Hall era un álbum cuádruple grabado en vivo en el Carnegie Hall y servía como un resumen de los otros tres. En conclusión, Chicago produjo entre 1969 y 1971 literalmente diez LPs. Pensarían que sus canciones y suites eran bastante largas para que entre una docena de ellas en un solo disco y qué mejor para ellas que editar dos discos por álbum.

Con Chicago V se les iría de golpe el afán de lanzar álbumes dobles poco a poco gracias a una probable crisis creativa y a la crisis económica de los propios fans gracias a Nixon -no olvidar que existía una crisis de petróleo en la época, y los vinilos no se manufacturaban en gran número. Sin embargo, el disco incluía un poster espectacular de la banda, el cual de ser conseguido tiene que ser enmarcado.

Chicago VI
, de vuelta doble como los tres primeros, puso "Feeling Stronger Every Day"y "Just You And Me."

Chicago VII es un clásico del jazz rock por sí solo. Muestra una creatividad sin precedentes con un Peter Cetera más fuerte en sus composiciones como "Wishing You Were Here" y "Happy Man." Fue muy arriesgado el colocar una suite de jazz experimental en las cinco primeras canciones, pero al ser recordada, sirve de introducción a una de las mejores progresiones de acordes y armonías vocales que la banda pudo haber puesto en una canción: "Life Saver", final triunfal del lado 1 y la única cantada en dicho lado.

La llegada del primer disco de grandes éxitos de la banda, Chicago IX, marcó el fin de la primera etapa. Terry Kath se suicidaría en 1978 y su ausencia originaría una mediocridad increíble, poco antes vista en la evolución de un grupo de rock. Como si los sobrevivientes no quisieran repetir el estilo exitoso de la banda ni mencionar la temática política de los temas que habían sido ejecutados por Kath. Una lástima.

The Chicago Transit Authority y sus siete hijos son un impresionante comienzo de una banda de jazz adornada de R&B que contribuyó notablemente a la difusión del llamado Jazz Rock y a la evolución de la música en general, aunque en los ochenta y noventa no hayan estado a la altura de las expectativas. En todo caso, 8 álbumes gigantescos como éstos nos alegran el día:





0 comments: