Translation, Interpreting and Multimedia Services in Oakland, California. Info@CacaoRock.com

Here at CacaoRock we have been translating technical papers, accounting and financial texts, software, immigration certificates, adoption letters, books, movie scripts and official foreign documents for a long time. We even worked translating documents for the military and creating movie subtitles! What is so special about our English to Spanish translations? Our localization skills. Besides our accuracy, we are able to apply to these translations the neutralism of standard Spanish or specific Spanish-speaking countries. For more information about our rates, our previous work experience and how can we help you, contact us via email at Info@CacaoRock.com or visit our ProZ.com profile page.

Listen To CacaoRock Online Radio, our radio station!

We are on Tumblr!

Support This Radio Station!


Via
PayPal


We also have music on 8tracks!

 


Our store on Amazon!

Friday, June 29, 2007


ORIGINAL MOTION PICTURE SOUNDTRACK. MUSIC COMPOSED AND CONDUCTED BY JOHN WILLIAMS

Introducción y ajuste de cuentas
por Carlos Rivas Kubler

Muchos han acusado a "La Guerra de las Galaxias" de ser una historia medieval contada dentro de un escenario futurista, pues bien en la Venganza de los Sith esto se evidencia más que en ninguna otra película de la saga.

Para entender una obra medieval hay que entender el código de caballería primero: un código no escrito que ha sido común a muchas culturas y que lo encontramos en los samurai del Japón, el ramayana en la India, en la Iliada en Esparta, en el requerimiento y la América precolombina, y por supuesto en el mundo islámico, mas específicamente en el Corán, en el libro de las mujeres de donde los caballeros templarios (monjes guerreros) de Europa lo recogió.

Este código -responder a la necesidad de combatir el mal sin convertirse un en el mal mismo- ve a la guerra como la consecuencia de actos inmorales antes que una inmoralidad en si misma, tal como lo pensaba Platón y Maquiavelo, por lo que analizaré esta ultima película bajo la óptica de estos valores.En la película se ve claramente como los jedis (monjes guerreros) violentan su propio código de honor repetidamente, por que ésta se suponía que era la única manera de combatir a los malos, con lo que no consiguen otra cosa que convertir a Palpatine en la pobre victima de una rebelión, lo que lleva a Anakin Skywalker a pasarse al lado oscuro.

Si vemos la saga completa, Yoda y Windu hacen caso omiso de la masacre perpetrada por Anakin a los moradores de las arenas, pues se suponía que el joven Jedi los ayudaría a acabar con los Sith. La orden Jedi le pide que espíe al canciller, algo poco honorable pues no es hidalgo desconfiar de la palabra de otro caballero si no se tiene evidencia de lo contrario (así como el Quijote pensó que habían hechizado a la mujer barbuda;) también podemos ver como Padmé cuestiona la nobleza de Anakin cuando este le dice que juntos harán las leyes que les plazcan, cuando en principio ella le ayudo a romper sus votos de castidad.

Todo lo expuesto concluye con la caída política de los Jedi y de la República a favor del Imperio y de Palpatine, cumpliéndose lo que Maquiavelo decía “los dictadores no se vuelven tiranos hasta que el pueblo esta corrupto” y que mayor acto de corrupción que el ejército de clones, un ejercito de esclavos (¿que cosa mas corrupta que la esclavitud?) un ejercito que aceptaron por comodidad en lugar de pelear por uno mismo como hicieron los Wookies (considerados por toda la galaxia como supuestos salvajes;) un acto de corrupción no menor que el haberle permitido a un idiota como Jar Jar ejercer el mando de un ejercito y darle facultades ejecutivas.

Otra cosa que se ve en la película es la renovación de un elemento muy usado por los griegos y también por Shakespeare en Macbeth; de cómo al guiarse por una pseudo profecía se termina en desgracia pues se busca la promesa material de la misma y no su verdadera advertencia; pues en Star Wars la profecía también era cierta, ya que Anakin acaba con los Sith en el Regreso del Jedi, cosa que Luke no podía hacer pues se hubiera pasado al lado oscuro.Otro punto rescatable de la película es la violencia no tan solo física si no también filosófica, pues tanto los buenos como los malos le dicen a Anakin que confíe en sus instintos y sentimientos, cosa que ya sabemos como acaba, pues en realidad el amor (ágape) que se suponía era el sentimiento que Obi Wan intenta despertar en Anakin en su noción clásica tiene una importante dosis de racionalidad. Es también digno de rescatar en este aspecto la analogía entre la escena en que Skywalker mata a Dooku y la que Windu quiere matar a Palpatine.

Como sea esta ultima entrega resuelve una serie de interrogantes, ahora sabemos que gracias al exilio, Yoda y Obi-wan se elevan sobre los otros jedis pues no adoptan a Luke inmediatamente como su aprendiz, así no conocen la corrupción de la muerte si no que simplemente su cuerpo material se sublima; se sabe que es Chewbacca el que convence a Han Solo de regresar y unirse a la rebelión, se descubre que Vader solo podía ser rescatado del lado oscuro por su hijo ya que era por su hijo que se había pasado al lado oscuro y no tenia sentido seguir en el Sith matando a Luke, y también otras cosas menos importantes como la llegada de cada uno de los personajes al episodio IV y en caso de haber una nueva trilogía presenta una nueva pregunta: ¿podrá Luke recuperar su mano utilizando la Fuerza?Si bien uno puede ver retratadas en la película muchas de las instituciones más importantes que hoy hay en el mundo y ver la obra como una denuncia y señalar así los vicios de otros, yo creo que aquí se muestran virtudes (o vicios) universales, por lo que seria mas sabio hacer lo que decir Confucio: “Si ves a un hombre bueno síguelo, si ves un hombre malo pregúntate que de el tienes tu.”Aquella historia que todos amamos por la Fuerza.
Hace mucho tiempo, en una galaxia lejana, muy lejana...


Bueno, hace 30 años nada más, la historia del cine y la de éste en general cambió rotundamente, para bien para algunos, para mal para otros. La revolución que provocó la película Star Wars fue tan brusca que nada podía ni debía ser igual después. En Hollywood, los filmes ya no iban a poder ser comercializados de la misma forma que se había estado haciendo hasta antes de 1977. La película llegó al Perú con la frase "Nominada para ocho óscares y la más taquillera de la historia". Hasta ahora, si juntamos todas las ganancias que ha dado la trilogía de Star Wars más el reciente "Episodio I", incluyendo boletos de cine, juguetes, libros, discos y demás accesorios, podemos decir que sí, que el aviso publicitario de 1978 aún sigue vigente. Es el fenómeno cinematográfico más rentable hasta ahora.

"La Guerra de Las Galaxias" fue el título en español que se le asignó en 1978. Pero, en verdad no eran varias galaxias sino una sola en donde transcurría la historia. Lógicamente, ningun vehículo puede viajar de una galaxia a otra porque, bueno, se supone que es demasiada distancia y tiempo, inclusive atravesando el hiperespacio. El título es completamente equivocado, pero si es inspirador y suena bien. A ver, chicos, repitan conmigo: "La Guerra de las Galaxias".

George Lucas, el creador de este universo, tenía la idea de crear una serie de películas acerca de una gran fantasía espacial influenciada por los seriales de Flash Gordon, utilizando la influencia que recibió de las películas de Kurosawa mientras estudiaba cine. Hizo un cóctel interesante y muy atractivo para el público de todas las edades: Una historia de elementos medievales (hechicería y caballeros armados con sables de luz), intriga política (un Imperio Galáctico basado en el poder otorgado por una monopólica y gigantesca federación de comercio), ciencia, tecnología, acción y aventuras en el mejor estilo de los seriales antiguos de los cómics y de las matinés. Añádase un poco de Shakespeare y Dumas y voilá: tenemos la gran epopeya que mueve millones de dólares anualmente y que este año moverá más. El arte del siglo XX, el cine, tiene como fenómeno más exitoso y popular una historia que no ocurre en la tierra ni con gente "común", pero sus eventos son muy fáciles de metaforizar. Eso dice bastante de lo que a la audiencia le interesa.

El episodio revelado

El 16 de julio de 1999 se estrenó en Lima el Episodio I de la saga de George Lucas que intenta condensar todas las fantasías que han estado rondando el inconsciente colectivo de occidente en este último siglo. Los chicos que tenían diez años cuando vieron la primera película, el Episodio IV (La Guerra de Las Galaxias - Una Nueva Esperanza) fueron esta vez con treinta años a cuestas, veinte años de crecimiento y de golpes que la vida no intergaláctica les ha estado propinando. Con el Episodio I, Nos enteramos que la saga de seis películas de Star Wars consiste en la asención y caída al lado oscuro del Jedi más poderoso que haya dado la Fuerza: Anakin Skywalker, el futuro Darth Vader. Es interesante notar como a los chicos de 7 a 11 años la película La Amenaza Fantasma les atrae bastante y la saben disfrutar. Hay que considerar que el protagonista de la historia es un chiquillo de 10 años que cuando sea grande va a ser un villano muy malo -El villano más famoso de la historia del cine-. ¿Será Anakin un buen modelo a seguir?
Motivos para el éxito

El lenguaje de trilogía no insulta la inteligencia de nadie, y tanto niños como adultos (bien predispuestos y con la mente abierta, claro está) salen contentísimos de las salas de cine después de ver cualquiera de las cuatro películas. ¿Cuál es la razón del éxito? Es una película con una historia central simple, inocente por fuera, pero trascendental y metafísica por dentro. Lucas, además, siempre está buscando maravillarnos. La primera escena de La Guerra de las Galaxias muestra a una pequeña nave rebelde, diminuta, siendo perseguida por un enorme Destructor Imperial que irrumpe por encima de la pantalla y no termina de pasar. El sonido de los cañonazos no es agudo, sino bastante complejo y con muchas bajas frecuencias, lo cual hace estremecer a la audiencia y los murmullos de admiración corren por las butacas. Han Solo y su compañero Chewbacca se escapan de las tropas imperiales en el Millenium Falcon, la nave más rápida de la galaxia, y viajan a la velocidad de la luz por el hiperespacio en un salto impresionante. En El Imperio Contraataca, el público no puede cerrar los ojos ante los impresionantes Caminantes Blindados imperiales que atacan la base rebelde en el congelado planeta Hoth. El Millenium Falcon, piloteado por Solo, intenta burlar el bloqueo imperial al atravesar un campo de asteroides circundante al planeta helado. Estas dos fueron las secuencias que más tiempo y paciencia tomaron a los técnicos y artistas que trabajaron en la película. Pero el momento más importante de la película y de la trilogía no ocurre con un bombazo ni con una batalla: ocurre cuando Darth Vader cercena la mano de Luke en el mejor duelo de sables de las cuatro películas y le revela la verdad: Yo soy tu padre. La escena es sobrecogedora, tremenda y maravillosa: ¿Qué peor enemigo que alguien de tu propia familia, a quien se supone que deberías querer y tener de tu lado? Muchas veces, no es necesario para un padre medir dos metros.

Elementos de polémica

La polémica que puedan generar la trilogía y esta precuela siempre estará ligada a la realidad social del planeta Tierra, efectivamente. Según lo que nos da a entender La Amenaza Fantasma, antes del imperio, la república estaba corrompida por una federación de comercio llena de avaricia, dispuesta inclusive a bloquear planetas si éstos no se acomodaban a su régimen tributario. Controlaban las decisiones del congreso a su favor. ¿Vamos a ver a qué nos recuerda eso? Hasta en la galaxia lejana se cuecen habas. El Imperio no hizo nada más que eliminar el Senado para que lo que estaba pasando por lo bajo pueda pasar por arriba, es decir, mostrar la verdad: el dinero es lo que mueve a los poderes del gobierno. Lo que vemos en La Amenaza Fantasma es una maniobra muy astuta del senador Palpatine que, utilizando el poder militar de la federación de comercio y la ingenuidad de su representada, la reina Amidala, consigue ser nombrado Canciller -o presidente del Senado, por así decirlo-. Es un golpe de Estado. Lo vemos en los libros de historia, en los noticieros; ¡La única diferencia es que este golpe es a toda una Galaxia!

Otro elemento interesante, tomado de la vida real nos lo puede contar el propio y polémico ex-presidente de Estados Unidos, Richard Nixon: "el creador de la serie Star Wars, de tan fenomenal éxito, explicó recientemente que la escena culminante en una de sus películas [El Regreso del Jedi] - en la que las máquinas de guerra del malvado y gigante Imperio son destruídas por unos velludos y diminutos buenos chicos provistos sólo de arcos y flechas de madera- fue inspirada por la experiencia del Vietnam " (Richard Nixon, No Más Vietnams, pp. 21, Editorial Planeta, 1985).

Por lo pronto, está muy discutido el tema de la concepción de Anakin Skywalker. "No tuvo padre, fue concebido por la Fuerza", afirma Qui-Gon Jinn, el maestro Jedi. Es una clara referencia a la concepción de Jesucristo por la Virgen María. No es una burla, de ningún modo, pero sí está tomando un elemento importante de la Religión Católica y lo usa con respeto. La profecía dice que el que traerá el Balance a la Fuerza será concebido por obra y gracia de las Midiclorias, los organismos microcelulares que generan la fuerza en los seres vivos.

La forma de hablar del elemento "cómico" de La Amenaza Fantasma, Jar Jar Binks, ha sido considerada un insulto para los jamaiquinos y para las minorías inmigrantes de Estados Unidos que no saben hablar correctamente el inglés. Puede ser una exageración. No es la primera vez que se le acusa a La Guerra de las Galaxias de ser racista o xenofóbica. Los Jawas, seres bajitos y encapuchados que roban androides para revenderlos fueron vistos como una parodia de los japoneses. Lando Calrissian, un afroamericano, traiciona a Han Solo para entregarlo a Darth Vader, a cambio de que el Imperio deje en paz la turbia administración de la ciudad de las nubes. Luego se arrepiente, pero el daño ya está hecho. Lucas trató de arreglar esto y ser "políticamente correcto" al poner en La Amenaza Fantasma a una reina con un lugarteniente de color y a mujeres que pilotean naves espaciales. El mensaje subliminal: antes del "imperio" (antes de la supremacía blanca), la mujer y a la raza afroamericana estaban al mismo nivel que las demas razas.

La música de la película

Los críticos de cine pueden decir lo que quieran de Lucas: plagiario, vendido, fabricante de cartón, etcétera. Yo no creo que lo sea, pero estos críticos plumíferos siempre se han quedado mudos y con la boca abierta ante el brillante trabajo de John Williams en estas tres (y a partir del 2005 seis) películas. Williams utiliza un elemento interesante tomado de las óperas de Richard Wagner llamado Leit-Motif, que es el asignar a cada personaje de la obra una cierta melodía de acuerdo a su comportamiento. Así, Han Solo y la princesa Leia tienen un tema romántico, Darth Vader una marcha imperial siniestra, Luke una fanfarria esperanzadora, etcétera.

Lucas necesitaba una banda sonora dirigida no a la historia, ni a las naves espaciales, sino a los sentimientos de los espectadores. A aquellos inocentes basados en lo maravilloso que es deslumbrarse ante lo desconocido. Lucas presentaba paisajes y seres extraños, pero la música familiar nos hacía sentir acompañados por el narrador -la pantalla que no deja de maravillarnos-. Por ende, Lucas no nos dejaba solos ni incómodos ni con ese dolor de estómago que provocaba la música de ciertas películas de extraterrestres. Star Wars: A New Hope es una película maravillosa por eso. La Amenaza Fantasma es, además de una banda sonora ligeramente distinta a las anteriores, un buen negocio de la Sony Classical a LucasFilm. No se soltarán hasta el 2005, probablemente. Sony Classical entonces sería la compañía disquera de música clásica de más ganancias, con bandas sonoras como Titanic y ésta. Ambas películas, La Amenaza Fantasma y Titanic, quizás las más taquilleras de la historia del cine.

Por qué Lucas se demoró tanto?

Lucas afirma que la tecnología de la industria cinematográfica era bastante limitada para lo que él quería, por eso la diferencia de 16 años entre El Regreso del Jedi y La Amenaza Fantasma. Pero el resultado no es de todo convincente, si vemos a La Amenaza Fantasma como una película entretenida; porque para los fans de la trilogía, no lo es. El largo tiempo transcurrido entre ambas películas ha hecho que una generación nueva de fanáticos quizás pueda interesarle la película, más que todo por las tres anteriores; porque por sí sola no es más que un prólogo y, por tanto, desabrido y sin mayor interés. Hay que notar que 22 años después de La Guerra de las Galaxias, La Amenaza Fantasma tenía el reto de impresionar como lo hizo sus predecesoras. ¿Pero cómo lo iba a hacer con efectos especiales, después de un Titanic, de tres Indiana Jones, de dos Jurassic Park? La esperanza de éxito estaba en la historia, pero ésta peca de aburrida y simplona. Ewan McGregor está bien como Obi-Wan y el chiquillo Jake Lloyd no la hace mal como el futuro Darth Vader, aunque de Vader no tiene nada.
Pero Lucas no los ha dejado actuar. Los ha tratado de una manera simple y estereotipada. Faltó la química de las tres anteriores, la picardía de Han Solo, el miedo y la inocencia de Luke Skywalker, la fuerza interior de la Princesa Leia, la comicidad de C3PO (Jar Jar no es gracioso para nada. Nadie se ríe en el cine cuando hace sus payasadas. Es más, hasta se oyen pifias en el cine, carajo.) Ojo que también puede ser una trampa de Lucas. Quizás Jar Jar sea para el episodio II algo más importante, o más noble, y nos haga sentir culpables por haberlo despreciado en este episodio. Veremos eso dentro de tres años.*

Lucas se ha copiado a sí mismo para la historia, y eso se nota claramente y a simple vista: un viaje a Tatooine, un encuentro inesperado con un miembro de la familia Skywalker, un personaje supuestamente "gracioso" (Jar Jar Binks no le llega ni a los talones a C-3PO, y éste último hasta se da cuenta y se da el lujo de comentarlo con su compinche R2-D2). Los Gungan, una raza de indígenas que vive escondida bajo un planeta invadido por elementos extraños, se asemejan a los Ewoks de la luna de Endor. Y pelean bravamente contra los androides de la federación como los Ewoks hicieron con los contingentes imperiales. La lucha de sables de los caballeros Jedi contra el oscuro Darth Maul ocurre al borde de un abismo artificial, igual que en las tres películas anteriores. ¿Querrá significar algo? ¿Que el abuso de la tecnología puede ser peligroso?

El Futuro.

Los espectadores de La Amenaza Fantasma se preguntarán: ¿Cómo y por qué el pequeño Anakin se convertirá en un hombre vestido de negro que respira sonoramente y es capaz de matar por delivery, es decir, a distancia? ¿Qué lo motiva a hacer esto? La Amenaza Fantasma no ofrece muchas pistas fáciles a simple vista; quizás lo que haga convertirse a Anakin al lado oscuro sea el miedo y el odio a quienes lo alejaron de su madre cuando ésta lo necesitaba.

El gran año de Star Wars aún no llega y, si es que todo marcha sobre ruedas y Lucas corrige los errores de LA AMENAZA FANTASMA, probablemente sea el 2002; año capicua en el cual se celebran 25 años del estreno del Episodio IV y la aparición del Episodio II. Aquí, esperemos, que ya la historia vaya cuajando y podamos ver a Anakin Skywalker cortejando a la Reina Amidala, mientras es entrenado por Obi-Wan Kenobi para ser un caballero Jedi y poder luchar contra el malvado ejército de la Federación en las mentadas Guerras Clones. Y ni qué decir del año 2005, cuando se muestre el punto más fuerte de esta segunda trilogía: el episodio III, con Anakin Skywalker, probablemente ya atraído totalmente al lado oscuro, peleando contra su maestro, Obi-Wan Kenobi, cayendo a un pozo de Lava y volverse parte máquina y parte hombre. Será para no perdérselo. **

Al final, esto Lucas y sus espectadores tienen que saberlo, lo más importante que ofrece la saga de La Guerra de las Galaxias no es la abundancia de efectos especiales, ni la música ni el sonido estremecedor, ni las carreras de podracers ni los duelos de sables de luz. Es una historia que ha cautivado a la mayoría de gente por los valores morales y de heroismo que transmite: el bien siempre triunfa contra el mal. El individuo vale más que el Estado, la luz es más fuerte que las tinieblas. Cualquiera que se haya dado cuenta de este mensaje, sale contento del cine.

El acceso directo a la página de Star Wars, la oficial, está aquí: http://www.starwars.com/
Y la página de los fanáticos más fanáticos de la saga, aquí: http://www.theforce.net/
* Jar Jar se calló la boca en el episodio II y en el III no dijo ni pío. Felizmente.
** No fue un pozo sino el borde de un rio de lava donde Anakin se chamuscó al mejor estilo de Parrilladas El Sith. No sentí pena al verlo arder, la verdad, después de haberse portado como Atila el Huno.


0 comments: