Translation, Interpreting and Multimedia Services in Oakland, California. Info@CacaoRock.com

Here at CacaoRock we have been translating technical papers, accounting and financial texts, software, immigration certificates, adoption letters, books, movie scripts and official foreign documents for a long time. We even worked translating documents for the military and creating movie subtitles! What is so special about our English to Spanish translations? Our localization skills. Besides our accuracy, we are able to apply to these translations the neutralism of standard Spanish or specific Spanish-speaking countries. For more information about our rates, our previous work experience and how can we help you, contact us via email at Info@CacaoRock.com or visit our ProZ.com profile page.

Listen To CacaoRock Online Radio, our radio station!

We are on Tumblr!

Support This Radio Station!


Via
PayPal


We also have music on 8tracks!

 


Our store on Amazon!

Wednesday, June 6, 2007



Batman (Warner Brothers, 1989)
PRINCE

Y haz click aquí para que veas cuántos CDs del Caballero de la Noche hay en Amazon.com

Era 1989, un año de profundos cambios a nivel mundial que daba inicio a la década de la revolución informática. El muro de Berlín caía, Gorbachev acomodaba a la Unión Soviética para hacerla olvidar del comunismo, terminaba la guerra fría y la juventud en todo el mundo -desde China hasta Perú- estaba cambiando radicalmente su modo de ver las cosas hacia una forma de vida despreocupada, libre, llena de opciones y basada obligatoriamente en la economía de libre mercado (no, no había otra cosa en qué basarse).
Eran cambios que el que escribe los pudo notar porque en esa época tenía 16 años y un montón de ideas en la cabeza que en futuro se materializarían en opciones. Considero a 1989 como uno de mis mejores años de mi vida, ya que ese fue el año en el que descubrí muchos de los artistas que moldearon mis gustos musicales. También 1989 fue el año de la Batimanía, gracias al éxito de la campaña publicitaria para la película "Batman", del genial director Tim Burton. Las canciones que apoyaban la película eran las del gran Prince, aquel enanito fogozo que tiene bastante ritmo.

Conocidos los ridículos resultados que quedaron al llevar a Batman al cine y la TV -las mallas de Adam West y los dibujos animados de Hanna-Barbera con los Superamigos y ese engendro llamado Batiduende-, parecía extraño que un artista tan exigente consigo mismo como Prince hubiera aceptado componer e interpretar las canciones de la nueva película sobre el Hombre Murciélago. La partitura de la música incidental de la película estaba a cargo de Danny Elfman, uno de los compositores más oscuros del mundo cinematográfico y ex líder de los Oingo Boingo. Prince tenía que ponerle la música bailable a la noche de Ciudad Gótica y a las perturbadoras payasadas del Joker.
Prince no es ningún tonto y aquí en CacaoRock lo consideramos uno de los artistas más importantes en la música popular; ya que con su estilo dominó y brindó la mejor creatividad musical a la década de los 80; una década bastante aburrida de por sí. Rara vez Prince ha cometido errores en lo que respecta a su carrera y aprovechó 1989, un año con mucha magia, para hacer una pausa y reflexionar sobre su trayectoria. Batman fue el catalizador para que el chico Púrpura haga algo distinto a lo que había estado haciendo con su grupo The Revolution, como Around The World in a Day (Warner, 1986) y el espectacular doble Sign O´ The Times (Warner, 1987).


Prince sabía que la película del Hombre Murciélago iba a ser un éxito abrumador porque, aparte de la respuesta del público al trailer de la película, Prince ya la había visto entera antes de grabar las canciones. Así que decidió ir solo al estudio y grabar un álbum con mucho ritmo, compuesto, arreglado, interpretado y producido por él sin ayuda de nadie, aunque Sheena Easton componga y cante con él en "The Arms Of Orion" -por esos tiempos, Prince estaba loco por ella y ya habían cantado juntos "U Got The Look" en el Sign- y "Scandalous" la haya escrito con John Nelson, que debe ser algún pariente suyo, suponemos.
Durante el verano de 1990, un locutor de una radio chilena -Radio Sol, 90.3 FM en Arica- comentaba que había visto la película, pero sólo había escuchado un par de canciones de Prince en ella, "Party Man" y "Trust", y por tanto el álbum Batman no era la banda sonora de la película. ¡Menudo descubrimiento!. En verdad no aparecen todas las canciones -las nueve canciones que conforman el álbum-; pero están "The Future" (en la secuencia inicial que muestra a Ciudad Gótica), "Electric Chair" y "Vicky Waiting" (instrumentales en la fiesta de Bruce Wayne), "Party Man" (cuando el Guasón asalta el museo y malogra las obras de arte), "Trust" (durante el desfile por el aniversario de Ciudad Gótica) y "Scandalous" (en los créditos finales). Faltarían en la película, entonces, "Lemon Crush", "The Arms Of Orion" y "Batdance", que fue la canción más exitosa del álbum.
"The Future" inicia el álbum con un diálogo de la película en el cual Batman amenaza a un ladrón. "What are you", pregunta el aterrorizado delincuente y la batería programada entra con una contundencia que hace saltar los parlantes. El ritmo marcado nos deja oír la respuesta "I´m Batman". La música, casi continua, nos sumerge en el retorcido mundo de Gotham City. Prince asusta y hace bailar, del mismo modo que Batman y el Guasón. Sintetizadores de sonidos lúgubres y coros atemorizantes surgen en medio de la canción. Podría ser la respuesta del Príncipe Púrpura a Thriller.
Algo curioso que merece ser anotado es un comentario que Prince había hecho en alguna de sus entrevistas sobre los riffs de bajo. A él no le gusta que el bajista haga lineas melódicas porque en sus interpretaciones el le da más énfasis a las frecuencias medias; es decir, a la voz, a los teclados y a la guitarra. Utlilza al bajo como una mera referencia rítmica y ha llegado a prescindir de él; como en "When Doves Cry". Lo extraño es que "The Future" y "Vicky Waiting" tienen líneas de bajo marcadas; pobres, pero claras. Prince quizás lo niegue, pero Batman le hizo redescubrir al bajo como instrumento creativo y a considerar para sus futuras producciones, como Diamonds And Pearls (Paisley Park, 1991) y el álbum titulado con el símbolo que ahora es su nombre (Paisley Park, 1992).
"Batdance", que finaliza el disco, era un resumen de las demás canciones (con algunas líneas de "The Future" y "Electric Chair") y contiene pedazos de diálogos de Bruce Wayne, Vicky Vale y el Guasón. Además de la fuerte sección rítmica, Prince ponía en el tema un formidable solo de guitarra totalmente saturada. Y es que él es un guitarrista muy bueno, algo subestimado porque su estilo no permite la abundancia de virtuosismo; pero vaya impresión que deja aquel sonido. En el video de "Party Man", Prince se identifica con el Guasón; quien fue caracterizado en la película por Jack Nicholson, robándole el protagonismo a Michael Keaton en su papel del Caballero Nocturno. Comparando a los dos personajes, son bastante parecidos: ambos usan vestimenta de carnaval, tienen juguetes e ideas algo extrañas y están loco por Kim Basinger; de quien se dijo que pasó una tórrida noche de pasión con Prince en un hotel luego del estreno de la película. Habladurías de la gente.
En una revista peruana de 1989, la fenecida AS Rock, alguien escribió este comentario apenas apareció el oscuro disco bailable: "si no entiendes este sonido ahora, pues escúchalo dentro de diez años y verás que lo entenderás". Pues bien, en 1999 -año título de uno de los éxitos más importantes de Prince-, Batman suena fresco, agradable, entretenido y gustoso. De la manera que el rock and roll debe de ser: parodiando a la sociedad y a sí mismo, pero en serio.


0 comments: