Translation, Interpreting and Multimedia Services in Oakland, California. Info@CacaoRock.com

Here at CacaoRock we have been translating technical papers, accounting and financial texts, software, immigration certificates, adoption letters, books, movie scripts and official foreign documents for a long time. We even worked translating documents for the military and creating movie subtitles! What is so special about our English to Spanish translations? Our localization skills. Besides our accuracy, we are able to apply to these translations the neutralism of standard Spanish or specific Spanish-speaking countries. For more information about our rates, our previous work experience and how can we help you, contact us via email at Info@CacaoRock.com or visit our ProZ.com profile page.

Listen To CacaoRock Online Radio, our radio station!

We are on Tumblr!

Support This Radio Station!


Via
PayPal


We also have music on 8tracks!

 


Our store on Amazon!

Sunday, September 10, 2006


Otro articulo aparecido en el Diario La Republica de Peru. Angel Paez realmente sabe de lo que escribe y estoy muy contento de poner sus articulos en mi blog, con o sin su autorizacion.



Pink Floyd Back Catalog: Atom Heart Mother, Relics, Dark Side Of The Moon, Wish You Were Here, The Wall, Animals.





Tocadisco. Pink Floyd, el lado oscuro de la banda que no sabe morir

La salida de Roger Waters de Pink Floyd, en 1986, parecía el final de la banda. Pero en 1994, el sucesor David Gilmour ofreció un espectacular concierto, Pulse, que revivió al grupo. Sin embargo, se tomó 12 años para lanzar una versión de cuatro horas en DVD de esa histórica presentación.

Por Ángel Páez.

Es una ironía que David Gilmour sea el encargado de mantener vivo el legado de Pink Floyd. Se sumó a la banda en diciembre de 1967, dos años después de la fundación del grupo y a cuatro meses del lanzamiento del álbum debut, The Piper at the Gates of Dawn, para reemplazar al genial Syd Barrett cada vez que el ácido lisérgico lo incapacitaba para pronunciar una sola palabra. Luego de un concierto, el baterista Nick Mason se acercó a Gilmour y le preguntó a quemarropa: "¿Qué es lo que responderías si pensamos decirte que te unas a nosotros?". Gilmour pronunció el monosílabo que había soñado emitir cuando llegara el improbable día: "Sí". Pero la propuesta formal se la hizo su amigo Roger Waters al mes siguiente. Muy poco después, y a pesar que colaboró en el segundo título, A Saucerful of Secrets (1968), Gilmour, un tipo perfeccionista hasta el delirio y propietario de un ego superdotado, tropezó con el carácter de Waters, otro individuo perfeccionista hasta el delirio y propietario de un ego superdotado.
Gilmour regresó pero el matrimonio se mantuvo solo por conveniencia, luego que ambos se percataron que uno se necesitaba al otro únicamente para componer álbumes memorables. Todavía es un enigma irresuelto cómo hicieron para respirar el mismo aire, pero es consenso que los irreconciliables, juntos, fueron una fábrica de clásicos: Ummagumma (1969), Atom Heart Mother (1970), Meddle (1971), Dark Side of the Moon (1973) y Wish You Were Here (1975). A partir de entonces, en los siguientes álbumes, Waters redujo la presencia de Gilmour a la mínima expresión. Quiso forzar su salida aburriéndolo: en Animals (1977), todos los temas son de Waters excepto uno escrito con Gilmour; en TheWall (1979), de las 28 canciones, 26 le pertenecen a Waters y en solo dos aparece Gilmour como coautor; y en The Final Cut (1985), los 12 temas están registrados a nombre de Roger Waters. La situación derivó en insoportable.



Al año siguiente, como no pudo expulsar a Gilmour por hartazago, Waters anunció la defunción de Pink Floyd como consecuencia de su retiro de la banda. A continuación, presentó ante los tribunales una demanda para que sus ex compañeros David Gilmour, Nick Mason y Richard Wright no usaran jamás el nombre del grupo. Waters no solo perdió ante la justicia sino que Pink Floyd le sobrevivió y goza hasta hoy de excelente salud. No pudo matar a la criatura que él contribuyó a dotar de vida. Si deseaba hacerlo, para desgracia de su autoestima, debía contar con la ayuda de Gilmour. Y Gilmour no estaba dispuesto a darle ese gusto a su rival. El 23 de diciembre de 1987 se juntaron en el hotel Astoria y se divorciaron. Waters jamás volvió a reclamar por el nombre de Pink Floyd.

Gilmour, Mason y Wright, inteligentemente, prefirieron dedicarse a la reproducción de altísima fidelidad de lo que habían grabado con su ex compañero Waters antes de experimentar proyectos con semejante ausencia. Esto explica por qué en veinte años, desde la separación de Waters, Pink Floyd solo circuló dos títulos con nuevos temas: A Momentary Lapse of Reason (1987) y The Division Bell (1994), que sacudió al mundo porque el grupo inglés salía con ímpetu de un largo periodo de oscuridad y desvarío. Simultáneamente, ese año el trío presentó un espectacular concierto en vivo con sus grandes temas, Pulse, que es imposible disfrutar si se separa la música del montaje visual. Pero Gilmour se tomó 12 años antes de aprobar la versión en DVD de cuatro horas de duración, que por fin provee los vídeos completos que se exhibieron durante el significativo concierto en el Earls Court de Londres, en 1994. En cuatro horas de duración, la nueva edición de Pulse (2006) incluye 145 minutos de la presentación en directo con imágenes que no estaban disponibles. Incluso Gilmour se atrevió a insertar imágenes piratas que algunos asistentes captaron del espectáculo. Una joya que representa la mejor entrega de Pink Floyd en 25 años.

A Saucerful Of Secrets (Harvest, 1968)

El dos de julio de 2005, con motivo del superconcierto Live 8, a pesar de la insistente oposición de Gilmour, este y sus compañeros Mason y Wright se juntaron con Waters. Como efecto del histórico reencuentro, las ventas del último disco compilatorio del grupo, Echoes: The Best of Pink Floyd (2001), se elevaron al 1,343 por ciento. Pero la posibilidad de que graben un nuevo disco, es una en un millón.
Competir o morir
David Gilmour también conspiró para impulsar a Waters a desertar de Pink Floyd. Después de la grabación de Animals (1977), y cuando Waters estaba frenéticamente dedicado a la composición del siguiente disco, The Wall (1979), Gilmour se estrenó como solista con un disco llamado simplemente David Gilmour (1978). A Waters no le importó: después de todo, el triunfo de The Wall no le daba tiempo para enfrascarse en peleas cainitas.
Sin embargo, cuando encontraban la oportunidad, se petardeaban. En 1984, al año siguiente de la publicación del que sería el último disco de Gilmour y Waters como Pink Floyd, The Final Cut (1983), el primero entregó en marzo su segundo solitario, About Face, adelantándose a Waters que dos meses después debutó como solista con The Pros and Cons of Hitch Hiking. La pelea continúa hasta hoy.
Roger Waters publicó Radio K.A.O.S. (1987), Amused to Death (1992) y la ópera Ça Ira (2005). Mientras que su antípoda Gilmour esperó 22 años para animarse a entregar un álbum con nuevas composiciones, On A Island (2006). Ninguno de los discos individuales de Waters y Gilmour, aunque aclamados, superaron a alguno de Pink Floyd. Pero esa constatación no los anima a volverse a reunir.



Roger Waters en Pompeya, Octubre de 1971. Imagen del film Pink Floyd Live At Pompeii (1972)

2 comments:

Anonymous said...

Hola, Javier:

Te saluda desde Lima un fanático acérrimo de Pink Floyd. Quisiera remitirte a un texto que publiqué en mi blog hace unos días. Espero que te guste.

Este es el vínculo:

www.marianoorosco.blogspot.com

Muy buena suerte.

Mariano Orosco Zumarán

rodri said...

Hola quisiera saber si tenes los covers de "Pink Floyd Legendary rock stars greatest hits" si es así te pediría me los envies por mail a rodrirucc@yahoo.com.ar. Cualquier cosa que necesites de Pink FLoyd, Purple u otros si lo tengo te lo paso. Muchas gracias