Translation, Interpreting and Multimedia Services in Oakland, California. Info@CacaoRock.com

Here at CacaoRock we have been translating technical papers, accounting and financial texts, software, immigration certificates, adoption letters, books, movie scripts and official foreign documents for a long time. We even worked translating documents for the military and creating movie subtitles! What is so special about our English to Spanish translations? Our localization skills. Besides our accuracy, we are able to apply to these translations the neutralism of standard Spanish or specific Spanish-speaking countries. For more information about our rates, our previous work experience and how can we help you, contact us via email at Info@CacaoRock.com or visit our ProZ.com profile page.

Listen To CacaoRock Online Radio, our radio station!

We are on Tumblr!

Support This Radio Station!


Via
PayPal


We also have music on 8tracks!

 


Our store on Amazon!

Wednesday, November 19, 2003



Javier Moreno, fanático de Paul desde siempre, sospecha que las últimas andadas de Paul se deben a un achatamiento del bulbo raquídeo producido por el excesivo flujo de líquido amniótico al estar demasiado tiempo junto a Heather Mills, su nueva esposa y madre de su más reciente hija.

O mejor dicho, ¿Qué rayos le pasa a Paul? Hay algo que lo está convirtiendo en uno de los seres más arrogantes del mundo del espectáculo. Agrede a un fotógrafo en Londres, su recién casada hija no permitió que él le hiciera ningún regalo de bodas, lanza un disco llamado
Back In The U.S. donde, una vez más, invierte los créditos Lennon-McCartney por McCartney-Lennon y nuevamente, como si hoy fuera 1971, habla pestes de Yoko Ono, viuda como él.

Los hijos de Paul y yo estamos de acuerdo en que la principal causa de su comportamiento cojudo es su nueva esposa, la ex modelo Heather Mills. Ella perdió una pierna en un accidente automovilístico e inició una campaña para eliminar las minas antipersonales (que en terminología gaucha podría significar "mujeres que te pueden hacer la vida imposible.") Así que Paul cayó rendido ante el pie de Heather y se enamoró de ella. Sin embargo, los hijos de McCartney la mastican pero no la tragan; y desde entonces Paul ha empezado a salir con actitudes que nosotros, en Perú, calificaríamos de "cojudas." El acojudamiento de Paul McCartney al principio parecía normal -al mejor estilo de John Lennon enamorándose de Yoko hasta los tuétanos-, pero nos hemos dado cuenta de que está llegando a niveles cuasi-peruanos. Aquí una lista de las más destacadas cojudeces lanzadas desde el 2000 hasta la fecha:

Cojudez número 1: Según las propias palabras de Paul, él estuvo a punto de suicidarse poco después de la muerte de su esposa. Poco después de anunciar su romance con Heather Mills, comenta que Linda se le había aparecido en forma de ardilla y aprobó su nueva relación.

Cojudez número 2: Paul lanza
Driving Rain, y se lanza con una gira por todo Estados Unidos que lo convierte en el músico más rico del mundo. De paso, el álbum de la gira incluye canciones de los Beatles firmadas como McCartney-Lennon. Según Paul, Linda le había pedido a Yoko antes de morir que por favor permitiera que las canciones que Paul había escrito por sí solo sean acreditadas como McCartney-Lennon(*). Yoko se negó y dijo que ese asunto se había zanjado mucho tiempo atrás. Según Paul, Yoko no consideró que Linda estaba con cáncer terminal y habló pestes de ella en una entrevista para la Rolling Stone.

Cojudez número 3: Creo que no fui el único que se percató de que en verdad algo andaba mal al ver cómo Paul McCartney hacía el ridículo sentado en un panel de comentaristas de fútbol americano la noche del Superbowl de enero del 2002. Paul se admite fan de aquel deporte (Paul, acuérdate, ¡eres fan del Liverpool, un equipo de fútbol soccer!) y para colmo, uno de los comentaristas le canta "A Hard Day's Night," como si estuviera cantándole a su vecino y Paul sonríe y le hace el corito. En el medio tiempo, Paul cantó ante miles su peor single jamás: "Freedom."

Cojudez número 4: El matrimonio de Paul fue en secreto, dándoselas de gran divo a sus 60 años. Los invitados tragaron los mejores manjares en la recepción, pero los hijos de Paul no terminan de tragar aún a la nueva mamá Heather. Ésta no invitó a su padre a su matrimonio, debido a que éste le pegaba duro cuando era pequeña y la volvió una antisocial de primera. Las actitudes de la nueva señora McCartney contra el mundo no son del agrado ni de Stella ni de James McCartney. La ardilla, de haber estado poseída por el espíritu de Linda le hubiera mordido las pelotas a Paul.
Cojudez número 5: Enero del 2003, La policía inglesa y holandesa arresta a unos sujetos que llevaban las cintas originales de las sesiones de Let It Be. Aquellas cintas, robadas de los archivos de la EMI, fueron copiadas y recopiadas hasta el hastío. Paul McCartney había comentado algun tiempo antes que iba a re-lanzar el álbum sin la orquestación de Phil Spector, que en verdad lo arruinó. Qué coincidencia que apenas Paul termine sus declaraciones, los piratas caigan arrestados, las cintas vayan de inmediato a los estudios y ya, ahora en noviembre, se vea aparecer Let It Be... Naked. ¿Fue un soplo, señor McCartney? ¿Quién lo está aconsejando antes de irse a dormir? How Do You Sleep?

Cojudez número 6: La boda de Stella, la hija de Paul y Linda, mostró al mundo que la nueva sra. Macca no es querida como madrastra. Stella rechazó el regalo de bodas de su padre y de paso lo llamó "avaro." Au, eso duele. Heather debe saber muy bien que Paul cuida sus reales bajo siete llaves, y sus inversiones en derechos de canciones son una mina de oro.

Cojudez número 7: En septiembre del 2003, Paul agrede a un fotógrafo que le intentó tomar una foto. Se enojó tanto que despidió verbalmente a su asesor de prensa Geoff Evans por estar convencido de que él le había avisado al fotógrafo que McCartney iba a estar en determinado lugar. Evans, astuto como un zorro, se movió rápido y difundió la noticia a todos los medios. Paul rápidamente lo reincorporó a su tropa diciendo que había estado bromeando. ¿A quién está tratando de engañar?


En conclusión: Con una mujer como Heather Mills, de Paul se puede esperar cualquier cosa. Parafraseando a "Yesterday," él ya no es ni la mitad de hombre que solía ser. Heather ya dió a luz a Beatrice McCartney, y la pequeña junto con su madre heredarán una de las fortunas más grandes del mundo del entretenimiento. Será dueña de las canciones de Paul y de aquellas canciones que Paul adquirió para su compañía editora MPL. Me preocupa ver que Paul, un ídolo para mí desde siempre, esté convirtiéndose en comidilla de tabloides al mejor estilo de Michael Jackson, Ben Affleck y Jennifer Lopez por andar haciendo y diciendo pelotudeces. Culpo directamente a Heather Mills y le digo a Paul que, de querer seguir con ella, adelante, pero que no muestre su acojudamiento radical, que aún hay fanáticos que admiran a Paul por discos como Tug Of War, Band On The Run y Wings At The Speed Of Sound... todos hechos con Linda a su lado.

(*) Detalle interesante, él ya había hecho el cambiasso en Wings Over America (Parlophone, 1977) y, cosa curiosa, el primer álbum de los Beatles, Please Please Me (Parlophone, 1963) acredita las composiciones con el apellido McCartney al frente.

0 comments: